Supervisión internacional con más préstamos

Grecia pide el rescate a cambio de reformas para salvar el ultimátum del domingo

El Gobierno heleno decreta que el cierre bancario y el 'corralito' se prorroguen cuatro días más

Christine Lagarde, directora del FMI, habla ya abiertamente de una reestructuración de la deuda

Bandera griega en el Parlamento Europeo.
Bandera griega en el Parlamento Europeo. REUTERS

El tercer plan de rescate a Grecia está ya sobre la mesa. Atenas ha presentado la solicitud formal al fondo de rescate o MEDE. A partir de ahora, Grecia  tendrá que presentar una agenda de reformas que acompañen a la solicitud y los líderes europeos dan de margen hasta el domingo para aceptar la petición.

Mientras, el BCE tiene la llave de la liquidez a los bancos griegos. De hecho el Gobierno heleno ha decretado la segunda prórroga del corralito impuesto hace diez días hasta el próximo domingo, después de que el Banco Central Europeo (BCE) haya decidido mantener la cantidad máxima de liquidez de emergencia que los bancos griegos pueden pedir al Banco de Grecia.

El decreto ley, que ya ha sido publicado en el Boletín Oficial del Estado, entra en vigor a partir de la medianoche, cuando expira la prórroga fijada hace dos días y recoge las mismas restricciones hasta el próximo domingo, coincidiendo con la celebración de la cumbre de líderes europeos sobre Grecia.

Las entidades bancarias y la Bolsa de Atenas permanecerán cerradas y el límite de retirada de efectivo en los cajeros automáticos continuará siendo de 60 euros diarios.

En paralelo, la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, afirmó  que la “aguda” crisis de Grecia exige una reestructuración de la deuda y recordó que la institución está implicada en las negociaciones sobre el plan de rescate porque Atenas “solicitó su asistencia”.

En una conferencia en la Brookings Institution de Washington, la directora del Fondo subrayó la disposición del organismo a ayudar a Grecia a enfrentar la “aguda” crisis que sufre, y reiteró que el FMI siempre había defendido un enfoque que “combine la sostenibilidad de la deuda con las reformas estructurales”.

Lagarde recordó, además, que “si el FMI está involucrado es porque Grecia solicitó la asistencia; una vez que el Fondo está implicado, debe seguir sus normas y ser imparcial”, dijo en referencia a la declaración en mora de Atenas al incumplir un pago de 1.600 millones de euros la semana pasada. 

Grecia pide el rescate a cambio de reformas para salvar el ultimátum del domingo ampliar foto

 Estas son las claves sobre la situación:

1.- Rescate.

La solicitud oficial pide un rescate financiero con una duración de tres años. Incluye el compromiso de poner en marcha "a comienzos de la próxima semana" medidas en el ámbito fiscal y de pensiones. Dos de los aspectos que hicieron descarrilar las negocaciones a finales de junio.

"La República está comprometida con un conjunto de medidas para ser implementadas en las áreas de la estabilidad fiscal, financiera y el crecimiento económico", explica la carta. "También incluiremos acciones adicionales que llevará a cabo la República para moderinzar la economía". Estas medidas se presentarán mañana.

En cuanto a la reestructuración de la deuda, el documento es bastante menos explícito que sobre los ajustes. "Como parte de las discusiones pendientes, Grecia da la bienvenida a la oportunidad de explorar medidas potenciales a tomar para que la deuda del sector oficial [con el FMI, el fondo de rescate, los acreedores y el BCE] pueda ser sostenibe y viable en el largo plazo.

"Gracia cumplirá sus obligaciones financieras por completo y a tiempo. Confiamos en que los estados miembros tengan en cuenta la urgencia de esta petición dada la fragilidad del sector financiero, la escasez de liquidez, las obligaciones pendientes y nuestro deseo de cerrar los retrasso en los pagos al FMI y el Banco de Grecia", sigue la carta. "Reiteramos el compromiso griego de permanecer como miembro de la eurozona y respetar las reglas y regulaciones como estado miembro". Además, Atenas aclara que "para que no quede duda, esta carta sustituye a la enviada el 30 de junio".

2. Urgencia

El acuerdo entre Grecia y la zona euro permitiría la liberación inmediata de fondos para que Atenas haga frente a sus vencimientos de este verano (6.700 millones de euros que deberá abonar al BCE por vencimiento de bonos el 20 de julio y 20 de agosto más otros 1.500 millones atrasados de junio, que dejó a deber al FMI).

La zona euro parecía ayer dispuesta a liberar fondos de manera casi inmediata siempre y cuando el gobierno de Tsipras apruebe reformas y ajustes en los próximos días.

De forma más inmediata, la pelota está en el tejado del Banco Central Europeo, que debe decidir esta tarde si prorroga, amplía o elimina el programa de préstamos para la banca griega, los llamados créditos ELA. Atenas ampliará el corralito hasta el lunes, según fuentes del Ejecutivo heleno.

La reunión está convocada a las 16 horas, según la agencia Bloomberg, y estará marcada por el ultimátum fijado anoche en la cumbre de jefes de Estado. Aunque el banco, como cabe esperar, mantenga invariable el techo de préstamos (89.000 millones), la banca helena anda muy justa de liquidez, incluso para llegar al domingo.

Está por ver, también, si el BCE se suma al ultimátum y amenaza a Grecia con cerrar el grifo de la banca el lunes. El consejero Ewald Nowotny ha dicho que no es posible financiar a Grecia si no hay un acuerdo a la vista. Antes de la cumbre del domingo los países de la UE han exigido a Atenas un plan de reformas creíble.

3. Medio plazo

De aquí al domingo, por tanto, es el plazo acordado para dar una solución a la crisis griega o para forzar su salida del euro. De lograrse un acuerdo, éste incluiría un tercer rescate, tras el de 2010 y el de 2012. Grecia ya ha recibido en total más de 210.000 millones de euros en préstamos de la zona euro y el FMI.

Atenas ha presentado hoy ya la nueva solicitud de rescate (la semana pasada presentó una pero solo como préstamo y para dos años. Los líderes europeos, según declaró ayer el presidente del Eurogrupo, Jeroen Dijsselbloem, consideran que hay que alargar el programa y que la petición “deberá ser para un programa de medio plazo”.

El Eurogrupo celebrará hoy mismo una teleconferencia para analizar la solicitud oficial del nuevo rescate. Si Atenas cumple, la próxima cita sería el sábado, cuando se volverán a reunir los ministros de Finanzas europeos (Eurogrupo) y, el broche, el domingo, cuando los líderes europeos celebrarán una nueva cumbre (reunión política al más alto nivel) para aprobar la entrega a Atenas de una partida financiera.

4. Nuevos préstamos

El tercer rescate podría oscilar entre unos 30.000 millones de euros para dos años o hasta 60.000 millones para tres.

Según un informe reciente del FMI, Atenas necesitará préstamos por 62.000 millones de euros entre julio de 2015 y finales de 2018.

5. Reestructuración

Atenas ya ha renunciado a incluir la renegociación en el rescate. La solicitud deja la puerta abierta a futuras discusiones, que de producirse ahora podría complicar el trámite de dicho rescate. Los préstamos a Grecia, que suman 130.900 millones de euros. En concreto, se podría flexibilizar plazos y tipos de interés, cambios que podrían suponer ahorros de hasta 30.000 millones para Grecia sin necesidad de cargar a los contribuyentes europeos.

Normas
Entra en El País para participar