Piden que se remarque la propiedad intelectual

Editores y operadores desconfían del mercado único digital

Javier Moreno, director editorial del Grupo PRISA.
Javier Moreno, director editorial del Grupo PRISA.

"El Mercado Único Digital es una nueva modernez típica de los tiempos que nadie ha meditado lo suficiente”, opinó ayer Daniel Fernández, presidente de la Federación del Gremio de Editores de España (FGEE) en la segunda jornada del curso Los derechos intelectuales de la creación, el conocimiento y la comunicación. Redes sociales globales, organizado por la Universidad Complutense de Madrid junto al Observatorio Internacional de Propiedad Intelectual, Asomedios y Aripi, y con la colaboración de CincoDías en San Lorenzo de El Escorial (Madrid). Con este modelo, “intentamos desde Europa dinamitar nuestro principal valor, el conocimiento”, aclaró, “amoldándonos” a las ideas de EE UU.

Para Ignacio Fernández Vega, director de Movistar TV en Telefónica España , el problema del Mercado Único Digital estriba en las diferencias existentes entre cada país en cuanto a legislación y clientes y la falta de una industria que pueda hacer frente a todos esos servicios. “En un concepto general lo comparto, pero en una ejecución real me parece que estamos muy lejos y tenemos muchas cuestiones que resolver”, subrayó. Fernández Vega reclamó, además, que se tenga en cuenta a los operadores de telecomunicaciones a la hora de regular los derechos de propiedad intelectual si se quiere una legislación sostenible, ya que “cuando hablamos de regular derechos, hablamos de regular cómo se van a distribuir o dónde se van a disfrutar”.

Durante la jornada, se reflexionó sobre el cambio de los medios de comunicación por la transformación digital. “Las industrias culturales y los periódicos hemos hecho un gran esfuerzo para adaptarnos a la tecnología, pero no estoy seguro de que se esté produciendo en el terreno de los derechos de autor”, afirmó Javier Moreno, director editorial del Grupo PRISA. El que fue director de El País confía en la tecnología antes que en los Gobiernos y legislaciones como medio “para garantizar la difusión sin barreras y proteger de la piratería”, algo fundamental para la supervivencia y la viabilidad de las industrias culturales y de los periódicos, y, por tanto, de la democracia actual.

Una nuevo Tratado para la radiodifusión

Desde el ámbito de la radiodifusión hubo una queja sobre que el único tratado que las regula es el Tratado de Roma de 1961. El director de Cadena SER, Antonio Rodicio, defendió las innovaciones incorporadas por la radio para adaptarse a la nueva era y la necesidad de reivindicar a este medio como un “sujeto activo de los derechos de propiedad de su obra” y no un mero “intermediario o proveedor”. Además, hizo referencia al hecho de que aunque no pueden “renunciar” a que sus contenidos estén en los agregadores de links, tampoco van a renunciar a su parte del negocio.

Normas