El carbón se impone en la producción eléctrica de verano

La demanda de energía registra máximos con la ola de calor

El carbón, principal fuente de generación de energía

Red eléctrica.
Red eléctrica.

La ola de calor sigue sin dar tregua a las eléctricas. La primera semana de julio ha registrado cuatro máximos en la demanda de energía, que alcanzó su punto más álgido el pasado lunes, tras llegar a los 39.276 megavatios (MW) a las 13:31 horas, según los datos recogidos por Red Eléctrica de España (REE).

Se trata de la mayor potencia instantánea demandada en lo que va de mes, tras registrar tres máximas el miércoles (36.449 MW), jueves (36.626 MW) y viernes (37.363 MW) de la semana pasada. Una semana que, en el ejercicio 2014, tan solo había experimentado una máxima, con 33.627 MW alcanzados a las 12:49 horas.

No obstante, pese al uso generalizado del aire acondicionado, los meses de invierno siguen registrando los mayores incrementos en la demanda de energía. Así, la máxima anual se alcanzó el pasado 4 de febrero, con 40.726 MW a las 19:56 horas, mientras que a la máxima de la serie histórica se llegó en diciembre de 2007, con 45.450 MW a las 18:53 horas.

Entre la tecnología utilizada para cubrir esa demanda, el carbón se impone en los meses de verano en la estructura de generación neta, con un 25,9% en el mes de junio y un 26,2% en julio. A este le sigue la energía nuclear, que representó el 18,4% del total el pasado mes y el 19% durante la primera semana de julio.

La tendencia cambia, sin embargo, cuando se trata de los meses de invierno, puesto que la energía eólica predomina por encima de las demás tecnologías. Así, durante el mes de febrero, esta representó el 33,5% en la estructura de generación neta, seguida de la nuclear, que quedó en un segundo plano, alcanzando el 20,5%. En enero y diciembre la eólica también se impuso, aunque en menor medida, con un 21,2% y un 21,7%, respectivamente, debido al viento y a las condiciones meteorológicas favorables, que permitieron "arrancar" esa tecnología durante los meses de invierno.

No obstante, la estructura de generación neta sigue patrones diferentes cada día dependiendo de los compromisos con el mercado mayorista. Además, cualquier cambio meteorológico puede alterar el funcionamiento de la misma. Y es que una tormenta puede hacer variar, por ejemplo, la calidad de la energía solar del día anterior, aunque haya más luminosidad. Asimismo, las menores rachas de viento o los bajos niveles de lluvia hacen que se recurra a otros soportes, como los del ciclo combinado para suplir la escasez de agua o energía eólica y garantizar la seguridad del suministro, ya que la energía no puede ser almacenada.

Cuándo se ha pagado más tras la tarifa horaria

La llegada de la tarifa horaria de la luz, que se puso en marcha el pasado 1 de julio, ha supuesto mayor conocimiento del precio de la energía, especialmente, durante las horas más demandadas por los usuarios.

La máxima de potencia instantánea alcanzada en el mes de julio, que tuvo lugar a las 13:31 horas del pasado lunes, registró un precio de 67 euros/MWh. Durante ese día, el mayor coste se dio entre las 11:00 y las 12:00 horas, llegando hasta los 69,10 euros/MWh. Así, con estos precios, que pueden ser consultados en la página web de Red Eléctrica de España (REE), se pone de manifiesto que el coste de la electricidad aumenta entre las 9:00 y las 14:00 horas y disminuye de madrugada, especialmente entre las 3:00 y las 4:00 horas aproximadamente.

No obstante, el precio más alto en lo que va de mes coincidió con el jueves pasado, una jornada en la también se registró una máxima en el consumo de energía. Durante ese día, el coste al que cotizó la luz fue de 70,69 euros/MWh entre las 12:00 y las 13:00 horas, un precio que tampoco bajó de los 70 euros entre las 11:00 y las 12:00 horas.

El resto de días en los que se registraron los mayores incrementos en la demanda de electricidad no llegaron a sobrepasar los 68 euros. Así, durante el pasado miércoles el precio más elevado tuvo lugar entre las 11:00 y 12:00 horas, con 67,10 euros/MWh. Por su parte, el coste más alto de la electricidad el viernes fue de 66,10 euros/MWh entre las 10:00 y las 11:00 horas, sin llegar a la barrera de los 67 euros.

Pese a que no se puede prever el comportamiento de la demanda de energía, todo parece apuntar a que no se registrarán nuevas máximas en la potencia instantánea, lo que podría animar a una mayor estabilidad de precios en el mercado de la electricidad.

Normas