Nervios y volatilidad

El NO de Grecia y los efectos y posibilidades para el ahorrador

El NO de Grecia y los efectos y posibilidades para el ahorrador

Si hace unos días hablábamos del escenario de incertidumbre que previsiblemente iba a apoderarse de los mercados europeos, tras el resultado de este martes se puede asegurar el mismo. La única certeza del “No” de Grecia es el refuerzo desde el punto de vista político que ha conseguido el primer ministro griego, Tsipras, con respecto a sus votantes, pero ni mucho menos, que este sirva para conseguir un acuerdo con Europa o que el Banco Central Europeo inyecte dinero a los bancos griegos para que estos abran sus puertas. De hecho, para muchos países del norte, no sólo Alemania, ya se habla de que esta decisión ha roto cualquier posibilidad de acuerdo e incluso en el caso de que lo hubiera de utilizar la misma herramienta, un referéndum, para ratificar o no su firma.

Con todo ello para muchos analistas, incluyendo JP Morgan, el escenario base en estos momentos es la salida de Grecia del Euro. Si esto ocurre, se abre una perspectiva muy complicada en cuanto nunca ha estado previsto la salida de un país de la moneda única. Por ello, lo que más se juega en estos momentos es la credibilidad de Europa. Por un lado, que el Plan B, que se afirma no tener, pero que existe, funcione correctamente para dar estabilidad al Euro en sus peores momentos y por otro que el BCE supere con nota su mayor prueba de fuego. Con ello se debe crear una estructura que de una seguridad de que una salida de un país de la moneda única sea algo accidental, único y no volverá a pasar. Mientras se configuran todas estas respuestas, crecerá el temor y los nervios de muchos ahorradores y pequeños inversores, no sólo ante la incertidumbre de la situación, también por la enorme cantidad de mensajes, muchos de ellos contradictorios, que recibirá.

¿Es el momento de comprar en Bolsa?

La Bolsa es la principal afectada en el corto plazo, lo hemos visto esta semana, una de las peores de los últimos años en caída pero también en volatilidad, es decir en subidas y bajadas, aunque se hayan impuesto con más fuerza estas últimas. Ante esto, ya hay incluso analistas que apuestan por aprovechar un mercado a la baja, especialmente en el sector bancario, para comprar.

Esta toma de postura es muy arriesgada y sólo compatible para un gran ahorrador que decida apostar por la Bolsa a largo plazo con una pequeña parte de su dinero. Si lo hace con todo o buena parte de sus fondos esperando ganancias a corto plazo, puede tanto conseguirlas como más previsiblemente verse atrapado semanas con fuertes pérdidas ya que nadie en este momento puede predecir cual será el suelo de futuras caídas y la duración de esta incertidumbre. Habrá un “rally alcista2 en algún momento, desde luego, pero apostar por el es muy arriesgado para el pequeño inversor.

Tipos de interés bajos para frenar una prima de riesgo al alza

El alza de la prima de riesgo es la mayor preocupación para muchos países, incluido España. Para sostenerla el BCE pondrá en juego diferentes mecanismos que llevarán entre otras cosas a que los tipos de interés se mantengan bajos. Esta misma semana, los mismos, llevaron a que el Euribor descendiera una centésima hasta el 0,163%. Esta referencia, que se utiliza para determinar el interés de la mayoría de las hipotecas, y que marcó su mínimo histórico el 2 de junio en el 0,158% parece mantenerse cómoda entorno al 0,16%. De hecho, la posibilidad mayor, si se agravara la crisis es más de bajada coyuntural que de subida, lo cual hace que no haya incentivos para que se desplacen fondos al dinero “seguro” como son depósitos y cuentas remuneradas. La perspectiva de subida de tipos siempre sería acompañada de recuperación económica y de haber superado los problemas. La crisis Griega retardará la recuperación de los tipos de interés.

¿Dónde dejar mi dinero entonces? Si estás ya en Bolsa no malvendas para llevar tu dinero a productos que te van a dar muy escaso rendimiento, si no lo necesitas, mejor tranquilidad, esperando la recuperación. Si es dinero nuevo, espera a que la volatilidad se reduzca, tienes tantas posibilidades de ganar dinero con la situación como perderlo. Y si tienes una perspectiva clara de inversión a futuro con un plazo nunca inferior a 2 años puedes optar ya por fondos que para reducir incertidumbre inviertan en países como Reino Unido o los nórdicos, sólidos y fuera del Euro. Una moneda que continuará su marcha pero que sufrirá en las próximas semanas.

Normas
Entra en El País para participar