Para los consumidores que cuenten con precio regulado

Hoy arranca el cálculo por horas en el recibo de la luz de los hogares

10 millones de contadores ‘inteligentes’ ya permiten esta nueva tarificación

Industria concede a las eléctricas un plazo máximo de adaptación hasta el 1 de octubre

Hoy arranca el cálculo por horas en el recibo de la luz de los hogares

El nuevo sistema de facturación de electricidad hora a hora para los usuarios que ya tengan instalado un contador inteligente empezará a funcionar hoy, de modo que los hogares podrán adaptar su consumo en función del precio del mercado en cada momento.

Según los datos de la Comisión Nacional de los Mercados y la Competencia (CNMC), ya hay cerca de 10 millones de hogares con este tipo de contadores, si bien no todos ellos disponen todavía del nuevo sistema de facturación, ya que el Ministerio de Industria ha concedido a las eléctricas un plazo máximo de adaptación de cuatro meses, hasta el 1 de octubre.

El nuevo modelo se aplicará para los consumidores que cuenten con la modalidad de precio regulado, el llamado Precio Voluntario al Pequeño Consumidor (PVPC), y tengan un contador inteligente, esto es, que sea digital, que esté telegestionado y que se encuentre integrado en el sistema.

El regulador calcula que el 36% de los consumidores domésticos ya tiene este tipo de contador y que hay otros 1,2 millones de aparatos instalados pendientes de integrarse. Las eléctricas trabajan para cumplir un calendario de sustitución de contadores que obliga a reemplazar todo el parque antes de 2019.

La nueva factura hora a hora, al formar parte de la tarifa regulada, solo podrá ser suministrada por las llamadas comercializadoras de referencia, que son Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP España y Viesgo. Con el nuevo modelo, los consumidores podrán conocer a partir de las 20.30 horas en la web de Red Eléctrica de España el precio de la luz en cada hora del día siguiente, que será el resultado de la cotización en el mercado mayorista de electricidad.

En todo caso, la nueva fórmula afecta solo al coste de la energía, equivalente a cerca del 37% del recibo. Alrededor de otro 25% corresponde a impuestos y el resto sirve para sufragar los costes regulados del sistema.

Normas