Los empresarios madrileños piden pagar todos los despidos a 20 días

Medidas polémicas para crear 400.000 empleos en Madrid

Juan Pablo Lázaro, presidente de CEIM, junto a la ministra de Empleo, Fátima Báñez.
Juan Pablo Lázaro, presidente de CEIM, junto a la ministra de Empleo, Fátima Báñez.

La patronal madrileña CEIM ha preguntado  las empresas de la región qué necesitan para incentivar la economía y con sus respuestas ha diseñado un paquete con 215 medidas que proponen a las Administraciones Públicas con las que, según sus cálculos, se crearían 400.000 empleos en Madrid hasta 2018. Entre todas estas propuestas, algunas destinadas al mercado laboral suscitarán la polémica casi con toda seguridad. Estas son algunas de ellas:

1. Fuerte abaratamiento del despido. CEIM reclama que la indemnización por despido improcedente en los casos de despido disciplinario y despido objetivo se equipare a la del despido por causas económicas. Con ello se reducirían todas las indemnizaciones a un máximo de 20 días por año trabajado y un máximo de doce mensualidades. 

2. Revisar el actual régimen de reducción de jornadas por cuidado de hijos y familiares. Los empresarios madrileños poroponen que se eliminen los actuales doce primeros años de un hijo durante los que los padres tienen derecho a reducirse la jornada y que se sustituyan por una excedencia pagada de un año durante el primer año de vida de los hijos. Si bien este año lo costearía la Seguridad Social ampliando la prestación por maternidad de 16 semanas a doce meses.

Y, en cualquier caso, piden que las reducciones de jornada dejen de ser obligatorias para el empresario, que según la ley vigente, ahora no puede rechazarlas. Además  tendría que ser la empresa quien pusiera el horario reducido y no el trabajador como ocurre en la actualidad. Es más, plantean que existan apoyos económicos públicos a las empresas para compensar estas reducciones.

Estas medidas formarían parte de una ley de protección integral a la materindad que también incluiría el fomento del teletrabajo, crear una desgravación por la contratación de servicio doméstico y eliminar las ayudas por guardería de la parte retributiva que cotiza a la Seguridad Social.

3. Aliviar los costes a las empresas por creación de empleo, por bajas laborales y por impagos. CEIM sostiene que el principal obstáculo a la creación de empleo son los elevados costes laborales que a su entender soportan las empresas. Así, propone reducir al máximo las actuales bonificaciones a la contratación y, a cambio, establecer una reducción de un punto de la cotización a todas las empresas que registren una creación neta de empleo del 1%.

En materia de incapacidad temporal de los trabajadores, los empresarios madrileños retoman una vieja reivindicación patronal: que sea la Seguridad Social la que costee las bajas por enfermedad común entre el 4º y el 15º día de ausencia del empleado, que hoy en día paga la empresa. Asimismo, reclaman algo que ha quedado descartado en la reciente reforma de las mutuas y es que los facultativos de estas entidades puedan dar el alta al trabajador que está de baja por enfermedad común.Y que se acorte a seis meses la duración de una baja antes de decidir si se pasa a la invalidez provisional o definitiva.

Finalmente, proponen que se reduzca el actual sistema de recargos que sufren los impagos de los empresarios a la Seguridad Social, pasando del actual 20% al interés legal del dinero.

4. Jubilarse antes sin penalización. En materia de contratación, CEIM también propone fórmulas novedosas no exentas de dificultad por el incremento de gasto que supondrían. Es el caso de su popuesta de permitir la jubilación sin penalización a quienes tengan cubierta su carrera de cotización antes de cumplir la edad de retiro, siempre que se contrate a un parado en su lugar. También reclaman más flexibilidad en el contrato en prácticas y un contrato laboral específico para pymes.

5. Bajada de impuestos más ambiciosa y compromiso de no volver a subirlos. En el terreno fiscal, presentan un detallado plan para cada Administración, que en general está orientado a una nueva "y decididamente más ambiciosa" rebaja de impuestos "y el compromiso (de los Gobiernos) de no subirlos en la próxima legislatura".

Entre las reducciones de impuestos que piden destaca la ampliación de los tipos reducidos y superreducidos en el IVA; la eliminación total del impuesto de actividades económicas; rebajas del impuesto de sociedades para pymes y del IRPF para autónomos; recuperar las deducciones fiscales por inversiones medioambientales y eliminar el impuesto sobre sucesiones y donaciones a nivel estatal.

Todo este paquete de iniciativas se completa con otro buen número de propuestas en materia energética, de formación, de inversión en I+D+i, de turismo, transportes o construcción para dinamizar la economía madrileña. No obstante, los empresarios de esta región --a pesar de que entre sus propuestas está mejorar las memorias económicas de las futuras leyes-- no han calculado cuál podría ser el impacto económico de todas estas medidas, que tampoco han sido consensuadas con la cúpula de la dirección patronal de CEOE, "porque es un plan 100% CEIM", ha dicho su presidente, Juan Pablo Lázaro.

Normas
Entra en El País para participar