Los tipos bajos impulsan la adquisición de fondos más alta en 18 años

El saldo de depósitos cae por primera vez desde 1997

El Boletín Económico del Banco de España revela que la financiación a las familias cayó en 2014 por cuarto año y que su inversión en fondos y acciones se eleva frente los depósitos y la deuda.

Fachada del Banco de España. EFEArchivo
Fachada del Banco de España. EFE/Archivo EFE

El desplome de los tipos de interés a mínimos históricos, que el Banco Central Europeo mantiene en el 0,05%, ha modificado las costumbres de los ahorradores españoles a usos no vistos en las dos últimas décadas.

Así lo revela el Boletín Económico publicado este jueves por el Banco de España, en el que detalla que durante el ejercicio 2014 “los saldos de sus depósitos disminuyen por primera vez desde 1997”

Dentro de la caída del saldo de depósitos, se da la situación de que “el estrechamiento del diferencial de la remuneración entre los depósitos a plazo y a la vista favoreció una recomposición dentro de los depósitos a favor de los segundos”.

Algo parecido al descenso en depósitos le ocurre a la cartera de renta fija, cuya adquisición cae por tercer año consecutivo, aunque en este caso la compra de deuda por parte de las familias sufrió un descenso menor que el ya registrado en 2013.

En paralelo, “las familias invirtieron en 2014 un importe equivalente al 5,3% de su renta bruta disponible en fondos de inversión, la cuantía más elevada registrada desde 1997” mientras que otro 1,4% se destinó a la inversión en acciones y otras participaciones empresariales.

“Esta recomposición de los flujos de inversión de los hogares se vio favorecido por el contexto de los tipos bajos de interés”, asume el supervisor financiero, que también señala como causa la “menor incertidumbre y volatilidad de los mercados”.

Riesgo y rentabilidad

Dos factores que redujeron qué “el atractivo relativo de los depósitos y los valores de renta fija frente a otros productos de mayor riesgo, pero con una remuneración esperada mayor”.

Del lado de la financiación que recibieron las familias, el Banco de España resalta que el saldo volvió a ser negativo en 2014 por cuarto año consecutivo, destacando que se registró un flujo negativo tanto en los créditos destinados a la adquisición de vivienda como a los dirigidos a otros fines.

Ahorro y planes de pensiones

En términos generales, la tasa de ahorro bruto de las familias cayó el año pasado en 0,7 puntos prcentuales hasta el 9,7% de renta bruta disponible. Al igual que en 2013, además, también descendió el efectivo en manos de las familias.

En el caso de la inversión en seguros y planes de pensiones, esta se incrementó hasta alcanzar el valor más alto en los últimos cinco años, concretamente un 1,2% de la renta bruta disponible, lo que arroja un aumento de 0,7 puntos básicos desde el ejercicio anterior, si bien aún lejos de los niveles precrisis.

 

Normas