Autoconsumo y almacenamiento

Energías renovables: Necesaria una regulación a favor del consumidor y no de las eléctricas

Energías renovables: Necesaria una regulación a favor del consumidor y no de las eléctricas

España ha sido uno de los países que más ha apostado por las energías verdes, especialmente por la eólica. En las últimas dos décadas se han multiplicado los parques eólicos y la generación de energía eficiente y renovable. La fotovoltaica que también vio crecer sus instalaciones ha tenido menos empuje y suerte.

De hecho, el recorte de ayudas y subvenciones a la generación ha puesto en jaque a muchos pequeños “productores” que se han visto en la peor de las situaciones, la de inseguridad jurídica por un cambio de normativa que ha convertido en ruinosas sus inversiones. La situación en España es que no podemos sacar tanto pecho como se presume.

El desarrollo de las energías sostenibles se basa en dos puntos, la inversión de las empresas de generación eléctrica, algo que se cumple, junto con el crecimiento del uso de energías sostenibles por parte de los consumidores finales que pueden invertir en las mismas. Y a estos, en lugar de incentivarlos ahora se les penaliza y se hará más en los próximos años.

La nueva normativa, la cual va con un segundo borrador, penalizará a quienes produzcan energía y dejará de retribuir a los particulares que viertan su excedente a la red –no a las empresas-. Con ello, se pretende imponer una tasa a quienes recurran a baterías para acumular energía durante las horas de sol para usarla más tarde, algo que muchos vieron viable con nuevos productos como el presentado por la empresa Tesla hace poco más de un mes. Hay que tener en cuenta que en muchos casos, las horas de mayor captación de energía solar –mediodía o tarde- no coinciden con las de mayor consumo –noche-. Con ello después de invertir en las instalaciones el ahorro era muy limitado, ya que el precio de venta de estos excedentes de red era mucho más bajo que el de compra. Con el cambio, no es que vendas más barato, sino que tienes que pagar por captar tu propia energía y la que excede es gratis.

Energías renovables: Necesaria una regulación a favor del consumidor y no de las eléctricas

¿Qué se consigue con ello? Se perjudica claramente al consumidor y se beneficia al generador de electricidad, que en España se reparte principalmente entre tres grandes empresas.

Tirón de orejas de la CNMC

Todo ello ha llevado a que el propio presidente de la Comisión Nacionales de los Mercados y la Competencia (CNMC), José María Marín Quemada, afirmara que hay "cosas que cambiar" en el borrador de regulación del autoconsumo eléctrico presentado por el Ministerio de Industria. "El autoconsumo no hay que estorbarlo, hay que incorporarlo con racionalidad, con reflexiones sensatas, con mesura pero con rigor", ha defendido. La situación actual llevará no sólo a un parón de nuevas inversiones en energías alternativas, con especial preocupación a los fabricantes de paneles fotovoltaicos. Si no que los que hayan invertido tendrán que renunciar a todo lo gastado, cuando no han recuperado con ello ni una mínima parte.

Tampoco los desarrollos de energías alternativas por las empresas tienen una gran capacidad de crecimiento. El espacio para parques eólicos rentables es casi nulo tras la inversión pasada, y tras la crisis, con el crecimiento, habrá más dificultad para cubrir las necesidades energéticas con estas instalaciones y se dependerá más de contaminantes como las térmicas.

Este impacto podría paliarse con la libertad de inversión en estas instalaciones, insistiendo en que no todos pueden ni en todos los lugares es rentable y el fundamento estaría en:

  • Permitir el almacenamiento de energía sobrante para autoconsumo. Las baterías como la de Tesla han venido para quedarse y frenar o impedir su uso, es ir contra el progreso y la tendencia de otros países.
  • Que la venta de energía sobrante sea más paritaria. Desde luego es lógico que haya tasas o peajes por el uso de la red, pero esta aportación es un beneficio social para todos y tiene que incentivarse.
  • Que se permitan instalaciones de mayor capacidad, para ayudar a rentabilizar mejor las inversiones del sector.

Si no, entraríamos de nuevo en un escenario, en el que vamos en sentido contrario a la mayoría de los países con limitaciones en el desarrollo económico que sólo benefician a unos pocos.

Normas
Entra en El País para participar