Valorada entre 5 y 7 veces el ebitda

Bimbo pagará entre 100 y 140 millones por Panrico

Bimbo pagará entre 100 y 140 millones por Panrico

Los responsables de Oaktree en España han accedido a abrir los libros de Panrico solo después de que Bimbo aceptará una banda de valoración para el negocio del fabricante de Donuts en España y Portugal de entre 5 y 7 veces ebitda, un multiplicador que se ha usado en las últimas adquisiciones de Bimbo en el continente americano.

De acuerdo con fuentes cercanas a la operación, que piden no ser identificadas dado que ahora las negociaciones con confidenciales hasta que se alcance un acuerdo definitivo, esta banda de valoración otorga a la empresa española un rango de precio de entre 100 y 140 millones de euros. Según las previsiones del equipo directivo de Panrico este año la compañía tiene previsto cerrar con un ebitda de 20 millones de euros. Ese mismo epígrafe de las cuentas alcanzó el pasado ejercicio la cifra de 13 millones.

Ahora, una vez iniciado el proceso de auditoría interna y dependiendo de las contingencias que se encuentren en el balance de Panrico, el precio se ajustará estrechando la banda. Si todo es normal y hay consenso entre lo que reflejan las cuentas auditadas y las previsiones futuras “lo lógico es que se valore en la parte alta”, explican los medios citados.

En paralelo, el acuerdo entre ambas partes para abrir a Bimbo los entresijos en Donuts establece que no habrá limitación al análisis de la compañía. Bimbo podrá revisar tanto libros como procesos industriales, organización de la empresa y estado de las fábricas. Lo único que tiene vetado por contrato es acceder a las plantillas comerciales (condiciones a las que Panrico vende sus productos a los diferentes puntos de venta) y a las fórmulas y recetas de elaboración de los distintos productos de la firma, en especial Donuts y Bollycao.

Según las fuentes consultadas, tras el ajuste industrial y de cuentas de los dos últimos años en Panrico, el valor de la empresa es claro, “no parece haber nada escondido u oculto en el balance que pueda provocar un recorte en la banda de referencia”.

Lo único que amenaza el preacuerdo es la decisión que adopte la CNMC relacionada con la posición de dominio que la combinación de ambas empresas puedan tener en los diferentes mercados donde opera. Y el sentido de la sentencia que deberá dictar el supremo sobre la petición de Comisiones Obreras de declarar ilegal el EREcon el que la empresa despidió a 468 trabajadores y eliminó a 300 autónomos.

Para intentar mitigar el primero de los efectos, Bimbo ya ha limitado desde el principio el perímetro del acuerdo y ha dejado fuera del mismo el negocio de pan de molde de Panrico en España, que seguirá en manos de Oaktree una vez se tenga el visto bueno definitivo a la operación. “Aunque — explican las fuentes consultadas— es una prevención a priori, dado que todavía no se ha definido cual es el mercado afectado por la operación. Si se excluye de ese merado incumbente toda la marca blanca, las cuotas son elevadisimas sobre todo en pan de molde, pero si se incluye las posiciones en el mercado se recortan considerablemente”.

Normas