El resto de agencias no prevén seguir sus pasos

Destinia estudia dejar de vender billetes de Lufthansa

Avión de Lufthansa.
Avión de Lufthansa. Getty Images

La agencia de viajes online Destinia ha anunciado que estudia dejar de vender billetes de avión de Lufthansa a partir de septiembre, cuando la aerolínea comience a cobrar una tasa por las reservas realizadas a través de sistemas de distribución global (GDS).

La aerolínea alemana anunció a principios de mes un cambio en su política comercial que pasaba por la reducción de las ventas a través de GDS, Amadeus, principalmente, y por reforzar la comercialización de billetes a través de sus canales propios. Su decisión de imponer un recargo de 16 euros por reserva realizada a través de GDS, efectivo a partir de septiembre, obligará a las agencias de viajes, tanto físicas como online a acceder a una plataforma específica creada para ellas para evitar el pago de esta tasa.

El consejero delegado de Destinia, Amuda Goueli, ha asegurado que “esta batalla con Amadeus no es nueva. American Airlines ya hizo una estrategia similar en 2010, tratando de redirigir el mayor número de ventas a su canal directo y presionar a los GDS para negociar. Vamos a ver cómo termina este pulso antes de tomar una decisión final”.

Destinia asegura que antes de tomar una decisión final valorará la posición de dominio que el grupo Lufthansa tiene en algunas rutas aéreas y los costes que pueda suponer integrar una plataforma de contratación directa que la aerolínea quiere imponer y los problemas de competencia que “redundan en el consumidor, que va a ver sus opciones de elección reducidas”, aseguró Goueli.

Según el fundador de la agencia de viajes online, en este momento “si queremos mostrar en nuestra web los precios de Lufthansa, solo podemos hacerlo con una penalización impuesta de 16 euros, lo que reduce la capacidad de elección de nuestros clientes y es un claro intento de expulsarnos del mercado”.

Por el momento, ninguna otra agencia de viajes planea seguir los pasos de Destinia. En el sector, algunas empresas aseguran que el conflicto entre Amadeus y el grupo Lufthansa no les afecta, mientras que otras compañías consideran que aún es pronto para posicionarse y esperan a ver cómo se resuelve el conflicto. Está por ver además si otras aerolíneas siguen los pasos de Lufhansa, por lo pronto, Air France ha desvelado que estudian seguir sus pasos, mientras que IAG ha aplaudido su decisión.

Normas
Entra en El País para participar