Hacienda exigirá ajustes adicionales

El escaso margen presupuestario de los nuevos gobiernos autonómicos

De las trece comunidades que celebraron elecciones, once deben presentar un plan de ajuste

Cumplimiento de la Ley de Estabilidad Presupuestaria por las comunidades autónomas Ampliar foto

A lo largo de las próximas semanas se configurarán los nuevos Parlamentos y Gobiernos autonómicos de las trece comunidades que celebraron elecciones el pasado 24 de mayo. Con la salvedad de Navarra y Canarias, el resto de los nuevos Gobiernos deberán empezar su legislatura presentando un plan de ajuste al Ministerio de Hacienda por incumplir los objetivos de deuda, déficit o la regla de gasto del ejercicio anterior. Esta es la situación de cada una de las comunidades que estrenan Gobierno.

Madrid
La Comunidad de Madrid ha sido junto con los territorios forales la región que ha presentado cuentas más saneadas, aunque en 2014 incumplió el objetivo de déficit público al cerrar el año con un desfase del 1,34% del PIB frente al 1% previsto. Aun así, Madrid se mantiene como la comunidad con un menor nivel de deuda pública. Esta es una de las bazas que esgrimirá el nuevo Gobierno de Cristina Cifuentes, que recibirá hoy el apoyo de Ciudadanos en su investidura, para defender más rebajas fiscales.

Extremadura
Todo apunta que será el candidato socialista Guillermo Fernández Vara quien asumirá la presidencia de Extremadura. Y su labor no será sencilla. El anterior Ejecutivo de José Antonio Monago presentó el año pasado el tercer mayor déficit público e incrementó el gasto público un 5,1%. Ello obliga ahora a presentar un plan de ajuste.

Comunidad Valenciana

La peor 'herencia' la encontrarán lo nuevos Ejecutivos de Valencia y Extremadura

La Comunidad Valenciana es uno de los territorios que presenta unas cuentas públicas más deterioradas, a pesar de los ajustes realizados en los últimos años por el Ejecutivo popular de Alberto Fabra. El nuevo Gobierno del socialista Ximo Puig deberá lidiar con un estricto corsé presupuestario. Valencia cerró el año pasado con un déficit del 2,58% del PIBy debe reducirlo al 0,7%. Un reto inalcanzable. Además, Valencia es la región con un mayor nivel de deuda pública, del 37,5% de su PIB regional.

Castilla-La Mancha
Si finalmente PSOE y Podemos alcanzan un acuerdo y no se registra ningún caso de transfuguismo, será el socialista Emiliano García-Page quien sustituya a María Dolores de Cospedal. El nuevo Gobierno deberá, nada más llegar, presentar un plan de ajuste ante Montoro por haber incumplido el objetivo de déficit público. Además, Castilla-La Mancha es la segunda comunidad con un mayor nivel de endeudamiento público.

Castilla y León
El Partido Popular mantendrá el Gobierno de Castilla y León, una comunidad que presenta una cuentas relativamente saneadas. Si bien incumplió el objetivo de déficit en 2014, presentó un desfase del 1,11%, muy cerca del límite. Su nivel de deuda pública, del 17,2%, se encuentra por debajo de la media.

Aragón
En la clasificación de las cuentas públicas autonómicas, Aragón se sitúa en un nivel intermedio. Por ejemplo, en 2014, cerró con un déficit del 1,66%, porcentaje que coincide con la media autonómica y en el apartado de deuda pública se encuentra también en una zona intermedia. En cualquier caso, el nuevo Gabinete, que será del PSOE, deberá presentar también un plan de ajuste por incumplir el objetivo de déficit público.

Canarias
Coalición Canaria mantiene el Gobierno y se encuentra con la mejor situación. Canarias cumplió el objetivo de déficit y deuda en 2014.

La Rioja
Incumplió el objetivo de déficit y de deuda en 2014, pero su situación no resulta preocupante.

Navarra
La comunidad foral será gobernada por Geroa Bai, que encontrará una comunidad con las finanzas saneadas.

Baleares
El reto del nuevo Ejecutivo de Baleares, liderado por el PSOE con el apoyo de formaciones de izquierda, no será sencillo. Baleares forma parte de las comunidades que presentan peores cifras. En 2014, cerró con un déficit público del 1,71% y, por lo tanto, tiene la difícil misión de reducir esta cifra hasta el 0,7% este año. Improbable.

Asturias
El PSOE se mantendrá probablemente al frente del Gobierno asturiano. Esta comunidad autónoma se encuentra en una situación mejor que la mayoría. Sus números rojos alcanzaron el 1,30% del PIB, un nivel ligeramente por encima del exigido por Hacienda. Además, por su pequeño tamaño, tampoco resulta una preocupación para la Administración central.

Murcia
Murcia seguirá gobernada por el Partido Popular, que ya conoce de antemano que la situación de las cuentas públicas autonómicas no permite ninguna alegría presupuestaria. Murcia fue la región que registró el año pasado un mayor déficit público. Sumó un desfase del 2,8% de su PIB. Hacienda está a la espera de recibir un plan de ajuste de las autoridades murcianas que permita reconducir su situación.

Cantabria
El mediático Miguel Ángel Revilla volverá a hacerse cargo de la presidencia del Gobierno de Cantabria. La comunidad, como la mayoría, incumple los objetivos de estabilidad y debe presentar un plan de ajuste.

 

Normas