Qué es un negocio escalable y cómo conseguirlo

Permite hacer crecer el beneficio de la compañía sin necesidad de aumentar los costes

Qué es un negocio escalable y cómo conseguirlo

Para conseguir que un negocio tenga éxito es preciso hacerlo escalable. Se trata de una característica muy apreciada, ya que sin necesidad de incrementar los costes se pueden aumentar los beneficios empresariales de la compañía. El principio básico sobre el que se mantiene la escalabilidad es la desproporción entre los recursos utilizados para su obtención y los resultados de la actividad.

Gracias a esta desproporción es como se consiguen aumentar los beneficios sin que sea necesario incrementar los recursos y en el caso de hacerlo, sería con un coste mínimo. Todo negocio busca el crecimiento constante. Cuando la empresa puede crecer de manera exponencial y los recursos aumentan sólo linealmente, el margen de beneficios será mayor y no se alcanzará en ningún momento una situación que nos conduzca al fracaso empresarial.

En ocasiones puede darse el caso de que cuando intentamos vender más, nos implique la contratación de más personal, más infraestructuras, y gastos fijos y variables. Aunque se produzca un aumento de las ventas puede que no sea lo suficientemente elevado para compensar todos los gastos producidos. Ten en cuenta que vender más no implica que vayas a ganar más, puede ser sinónimo de entrar en pérdidas. Esto es todo lo contrario a lo que se busca con un negocio escalable.

Nos encontramos ante un negocio escalable, como explican desde bbvacontuempresa.es, cuando "vender 3x nos cuesta x y aumentar las ventas a 10x sólo nos implica un coste de 4x". De esta manera podría seguir creciendo el modelo de empresa con unos costes contenidos. Con el apalancamiento es que cuando existe más opciones de captar la atención de los inversores, que se sentirán atraídos a la hora de apostar por un modelo que permite maximizar los beneficios con una menor aportación.  

Para alcanzar el éxito en los negocios es muy importante la escalabilidad. Al final se trata de rentabilizar al máximo el crecimiento y de hacer aumentar la capacidad de generar ingresos en una cantidad mucho mayor que el incremento de los gastos. Conseguiremos de esta forma convertir a nuestro modelo de negocio en un espacio más competitivo.

Normas