Nueva marca tras segregar la división Ursa

Uralita cambia su nombre por Coemac tras perder los aislantes

La empresa prevé facturar 130 millones y lograr beneficio operativo en 2016

Tras el traspaso de Ursa mantiene las marcas Pladur y Algiss

Nueva marca del antiguo grupo Uralita.
Nueva marca del antiguo grupo Uralita.

La vieja Uralita cambia de nombre. Tras dejar el negocio de aislantes en manos de un grupo de fondos liderados por KKR, la compañía pasa a denominarse Coemac, siglas que responde a la denominación más extensa Corporación de Empresarial de Materiales de Construcción. La nueva identidad ha sido aprobada esta mañana en junta de accionistas. No se ha tocado el futuro de la compañía en Bolsa, donde sigue presente a pesar de reducir notablemente su tamaño, ni se ha dado previsión alguna acerca de futuros dividendos. Lo que se trata en estos momentos es de remontar una crisis que ha tocó al grupo de lleno tanto por su exposición a Rusia como por el pinchazo del mercado inmobiliario.

Desde la empresa, que prevé unos ingresos anuales de unos 130 millones de euros, se ha recordado que la marca Uralita ya no respondía ni a servicio ni a producto alguno ofrecido por la compañía que ha venido controlando la familia Serratosa a través del holding Nefinsa.

Ante los accionistas se ha hablado de una nueva etapa que aranca tras el saneamiento financiero que ha supuesto el traspaso de la división URSA a los acreedores.Esta última aportó 407 millones de facturación en 2014, el 70% de los ingresos totales, y buena parte de la internacionalización. Pero su salida del perímetro de consolidación supone soltar los 320 millones de deuda que Uralita contrajo con KKR en 2013. Coemac parte ahora sin créditos por pagar.

La nueva entidad, que mantiene el 10% del capital de la citada empresa de aislantes, se apoyará en otras marcas reconocidas en el sector de la construcción como son la de Pladur en placas de yeso; Algiss en yeso en polvo, y Adequa en tuberías. El grupo prevé obtener un resultado operativo positivo en 2016 y confía en la internacionalización de sus enseñas hacia Francia, Alemania, Norte de África y Oriente Medio.

El nuevo presidente ejecutivo de Coemac, Javier González Ochoa, ha explicado que la segregación de Ursa semanas atrás fue inevitable: "Tuvo que realizarse al no haberse podido cumplir los objetivos acordados en la refinanciación por el adverso comportamiento de los mercados centroeuropeos, y de manera significativa, la devaluación del rublo ruso”, cita la empresa en un comunicado. La operación sigue pendiente de la autorización de las autoridades de Competencia.

 

Normas