Hollande: "No hay tiempo que perder. Cada segundo importa"

El presidente de Francia, rancois Hollande.
El presidente de Francia, rancois Hollande. REUTERS

El presidente de Francia, François Hollande, aseguró hoy que “no hay tiempo que perder” en las negociaciones entre los acreedores internacionales y el Gobierno de Grecia porque “cada segundo importa”.

“Sobre la cuestión de Grecia no hay tiempo que perder. Cada segundo importa ”, dijo Hollande durante una rueda de prensa junto al primer ministro de Italia, Matteo Renzi, con quien mantuvo previamente un encuentro bilateral en Milán. Y preguntado por las impresiones del Eurogrupo de mañana aseguró no ser “ni optimista ni pesimista”.

“En las próximas horas esperamos que se establezca un diálogo concluyente porque Grecia ha enviado a la Comisión Europea (CE), al Fondo Monetario Internacional (FMI) y al Banco Central Europeo (BCE) nuevas propuestas y con ellas espero que logremos una solución”, dijo Hollande.

“Confío en un acuerdo que sea lo más duradero y estable posible porque si Grecia sale del euro, no será bueno ni para ellos ni para Europa”, apuntó. Sus palabras fueron secundadas por Renzi, que pidió a Grecia que haga un esfuerzo y que se mostró más entusiasta que Hollande al señalar que desde su punto de vista “se dan todas las condiciones para un acuerdo”.

“Todos estamos convencidos de que se debe ofrecer una solución a Grecia para que permanezca en el euro y en ello estamos trabajando pero es fundamental que también los griegos trabajen. Hace falta un esfuerzo recíproco de ambas partes”, dijo Renzi.

Y añadió: “Desde mi punto de vista se dan todas las condiciones para llegar a un acuerdo. No hay que perder esta posibilidad”. Asimismo aseguró que Italia no ve un riesgo de contagio en la situación helena y defendió el papel de su país como “parte de la solución” ya que “ha dejado de ser un problema”.

El lunes se celebrará una cumbre de líderes de la zona del euro, convocada para analizar la crisis de Grecia, que aún no ha llegado a un acuerdo con sus acreedores internacionales, y evitar una hipotética salida del país heleno de la moneda única.

Unas negociaciones que se están produciendo “in extremis” debido a que el 30 de junio expira la segunda prórroga del rescate griego y Atenas deberá afrontar un pago de 1.600 millones de euros al FMI con sus arcas vacías.

Bruselas ya trabaja con las nuevas propuestas
a Comisión Europea (CE) confirmó hoy que trabaja sobre “nuevas propuestas” para intentar que Grecia logre un acuerdo con las instituciones internacionales acreedoras en la cumbre extraordinaria. "El trabajo sobre nuevas propuestas está en marcha”, dijo a Efe una fuente diplomática europea, que precisó que, “no obstante, en este momento aún no se han presentado nuevas propuestas”.

Las fuentes también confirmaron que a lo largo de la mañana se produjeron varias llamadas entre el presidente de la CE, Jean-Claude Juncker; el primer ministro griego, Alexis Tsipras; la directora gerente del Fondo Monetario Internacional (FMI), Christine Lagarde, y la canciller alemana, Angela Merkel.

También indicaron que los servicios de Juncker contactaron al Banco Central Europeo y que, a su vez, Merkel y el presidente francés, François Hollande, también hablaron juntos con Tsipras por teléfono.

Según informó el Gobierno griego en un comunicado, Tsipras ha transmitido una nueva propuesta a Juncker, Merkel y Hollande.

Algunas medidas filtradas de esa nueva oferta muestran que, si bien mantiene los tipos de IVA propuestos por Atenas y su oposición al recorte de pensiones, incluye concesiones para tratar de alcanzar un terreno común con los acreedores.

Tsipras viajará a Bruselas esta misma tarde, mientras que la prensa griega apunta a que ya se encuentran en la capital belga el ministro de Estado, Nikos Pappás, y el jefe del equipo negociador, Euclidis Tsakalotos.

El país heleno se encuentra sin fondos en sus arcas y sufriendo una salida de capitales que sólo en lo que va de semana asciende ya a unos 3.000 millones de euros.

Grecia insiste en que el pacto con las instituciones acreedoras debe incluir necesariamente la reestructuración de la deuda y la flexibilización fiscal.

El próximo 30 de junio vence el plazo de la segunda prórroga del rescate al país y ese día Atenas debe hacer un pago de 1.600 millones de euros al FMI.

Los países de la eurozona y las instituciones internacionales ya hablan abiertamente de preparativos ante la eventualidad de que el lunes no se llegue a un acuerdo con Grecia y se plantee un escenario en el que el Estado heleno suspenda pagos y, en el peor de los casos, abandone la moneda única.

Normas
Entra en El País para participar