Las residencias en zonas 'prime' siguen revalorizándose

Las villas más caras como inversión anticrisis

Las áreas costeras se han beneficiado del inversor internacional

La demanda ha seguido activa en las áreas más solicitadas de la costa

Atico dúplex en Mónaco, comercializado por John Taylor. Ver fotogalería
Atico dúplex en Mónaco, comercializado por John Taylor.

Nueva, York, París, Londres... ciudades turísticas en cuyas enclaves más exclusivos no existe la palabra crisis. En España, lo más lujosos entre lo más exclusivo también ha sobrellevado mejor la atonía del mercado. Las zonas costeras como Marbella, y algo menos Ibiza y Palma de Mallorca, se han beneficiado del inversor internacional. Por encima de los tres millones de euros, “el mercado ha sufrido la crisis en mucho menor medida tanto en cuanto a los descensos de precios registrados, como los ritmos de venta y la demanda de viviendas”, explica María Monasterio, directora de la agencia Málaga-Andalucía de Aguirre Newman.

“La demanda ha seguido activa durante este periodo aunque de forma más moderada y se ha abierto el mercado a nuevas nacionalidades”, añade. Durante el periodo de crisis, el descenso de los precios en este segmento ha sido moderado, de caídas del 5%. “En producto de gran lujo y ubicaciones prime de la Costa del Sol, como Marbella o La Zagaleta, los precios apenas han sufrido variaciones”.

En las grandes ciudades como Londres o Nueva York no han sufrido prácticamente la crisis financiera de 2008, ya que recuperaron pronto los precios. “El mercado residencial en las áreas prime apenas muestra dependencia de la situación económica del país, ya que la demanda internacional en este segmento premium es muy elevada. Cada vez más inversores, especialmente de Europa del Este, Asia y Sudamérica, consideran comprar propiedades de lujo como una inversión segura”, explica Christian Völkers, copresidente de Engel & Völkers.

En Londres, según esta consultora, por un ático de dos pisos ubicado en el complejo conocido como One Hyde Park, en Knightsbridge, se llegaron a pagar más de 150.000 euros por metro cuadrado.

El área metropolitana de Nueva York figura también entre las zonas residenciales más caras del mundo, en su caso con una fuerte demanda internacional. Los apartamentos que rodean Central Park, en Manhattan, son tradicionalmente objeto de deseo. En el cruce de la calle 59 con la Quinta Avenida, se ha vendido un ático con unas espectaculares vistas de la ciudad a un precio de 120.600 euros por metro cuadrado.

Normas