Obtiene tres millones de euros

Ebioss se estrena en el mercado de deuda con un 7% a cinco años

Óscar Leiva, presidente de Ebioss
Óscar Leiva, presidente de Ebioss

Ebioss, el gestor de residuos que cuenta una tecnología exclusiva para obtener energía de la basura, ha debutado en el mercado de deuda con una emisión privada a cinco años y un tipo de interés del 7%. La colocación ha sido privada y por tres millones de euros. 

El objetivo de esta operación es contribuir a la financiación de hasta 16 millones de euros de su expansión internacional. La operación ha sido coordinada por Raiffeisen Bank en Bulgaria y los bonos vencerán en junio de 2020.

Fuentes financieras señalan que la compañía prefiere financiar su expansión en esta ocasión con recursos ajenos para evitar una mayor dilución de sus accionistas de referencia. 

La compañía ha desembarcado recientemente en Catar tras firmar un acuerdo con una socio local (Al Haya) especializado en la gestión de residuos. Con sede en Sofía (Bulgaria) y presidida por Óscar Leiva Méndez, debutó en julio de 2013 en el Mercado Alternativo Bursátil (MAB) con el objetivo de tener acceso a los mercados de capitales y obtener recursos para su crecimiento inmediato.

EBIOSS ENERGY 0,24 -15,30%

Ebioss ya está presente en Croacia, Reino Unido, Tailandia, Catar, Palestina, Emiratos, Jordania y Hungría, además de en España y en la propia Bulgaria.

Ventaja diferencial

El negocio de Ebioss es singular. Ha logrado diseñar una tecnología propia para la producción energética de electricidad y agua caliente a partir de la gasificación de residuos, que permite además ahorrar una tonelada de dióxido por cada megawatio producido.

La gran baza de Ebioss es que sus rivales no son capaces de producir un gas sintético tan limpio para utilizar motores de pistones. Tiene algunas plantas propias, pero el grueso de sus ingresos proviene de desarrollar proyectos llave en mano para entregar ofertas e instalar su tecnología de gasificación de residuos en plantas termoeléctricas.

La compañía ha realizado tres ampliaciones de capital por un total de 26,8 millones desde que debutó en la plataforma de BME. Y  se propone captar deuda por hasta 13 millones de euros más para poder llevar a cabo su plan de negocio. La buena noticia es que Ebioss solo se compromete una vez que tiene el dinero prácticamente en caja.

Otra ventaja de Ebioss está en la metamorfosis de las fórmulas para gestionar los residuos. En 2020, el 17% de la energía mundial provendrá de los residuos orgánicos, el doble que todas las energías renovables tradicionales juntas, según la ONU. A finales de 2012, antes de salir al MAB, Óscar Leiva aseguró que su objetivo era multiplicar la facturación de Ebioss por 10 en dos ejercicios. Entonces ingresaba unos dos millones de euros por año. Según las estimaciones que la propia empresa publicó a finales de mayo, el objetivo está al alcance de su mano. Para este año, prevé unos ingresos de más de 26 millones de euros y para el próximo, de 64 millones.

La compañía presidida por Óscar Leiva, que en 2014 se anotó un beneficio de 2,6 millones, estima que al cierre del presente ejercicio cerrará en punto de equilibrio, con unos ligeros beneficios de algo más de 200.000 euros. Para 2016 estima que retomará el crecimiento con un resultado de 3,2 millones, que subirá a casi 8 en 2017.

Ficha a una casa de análisis

Ebioss debutó hace dos años en el MAB a 0,8 euros por acción –en realidad salió a 8 euros, pero después realizó varios splits–, alcanzó los 4 euros en marzo de 2014 y llegar a valer más de 150 millones de euros(ahora está en 33), pero estalló el escándalo Gowex.

La firma cuenta con una auditora del máximo nivel, Baker Tilly, y ha sido conservadora con sus previsiones. Incluso ha contratado a una casa de análisis británica, Lond Capital, para que le haga una revisión a fondo de los negocios y de las cuentas. El informe surgido tras la contratación, publicado a finales de mayo, asigna un precio objetivo de 1,92 euros por acción a Ebioss, de la que dice que es una compañía ganadora. 

Normas