Debutará el 1 de julio en la Bolsa

Euskaltel se valora en un máximo de 1.400 millones

Entregará todo el beneficio en dividendos si no realiza compras

Abre la puerta a una operación en los próximos 12 o 18 meses

Edificio de Euskaltel.
Edificio de Euskaltel.

El folleto de la colocación de Euskaltel ya está aprobado por la CNMV, arranca el road show como tal (hasta ahora, compañía y colocadores habían realizado reuniones con potenciales inversores para determinar la horquilla de precios), con el objetivo de fijar el precio definitivo el 30 de junio y que la operadora se estrene en Bolsa el 1 de julio.

Euskaltel debutará con un valor de entre 1.100 y 1.400 millones de euros (entre 8,70 y 11,05 euros por título). El rango de valoración implica una ratio de PER (número de veces que el beneficio por acción está incluido en el precio de cada título) de 2014 de entre 30 y 38 veces. JPMorgan y UBS lideran la colocación, acompañados de BBVA, Citi, Caixabank, JB Capital, N+1, Norbolsa y Santander. Rothschild asesora a Euskaltel.

Los accionistas actuales de Euskaltel son Kutxabank, con un 49,9%; International Cable, sociedad controlada por los grupos de capital riesgo Trilantic e Investindustrial, con un 48,1%; e Iberdrola con un 2%. Ahora bien, la colocación no será proporcional a la participación. Los principales vendedores serán Trilantic e Investindustrial, que entraron en Euskaltel en otoño de 2012, tras la crisis generada por el litigio con Orange, a la que indemnizó con 222 millones, tras romper la alianza que ambos grupos mantenían en telefonía móvil hasta 2016.

Kutxabank permanecerá como accionista de referencia a largo plazo, con el 30,1% en caso de que los bancos coordinadores amplíen el tamaño de la operación; en caso contrario se quedará con el 32,08%. Trilantic e Investindustial venderán toda su participación o se quedará un residual 4,37%. Iberdrola saldrá por completo.  

La gran ventaja

La principal virtud de la empresa de cable está en su gran capacidad para transformar ingresos en flujo libre de caja. El año pasado, ingresó 321,2 millones de euros, con beneficio antes de intereses, impuestos, amortizaciones y depreciaciones (Ebitda) ajustado de 155,9 millones y un flujo de caja libre operativo de 113,6 millones de euros.

La compañía ha firmado un crédito de 248 millones que se destinará principalmente a un dividendo extraordinario para los actuales accionistas. Así, la deuda neta estimada de Euskaltel alcanzará los 470 millones. La firma de ese crédito implica que su ratio de Ebitda respecto a la deuda se situará en unas tres veces. De media, la de las compañías del sector está entre las cuatro y las cinco veces. Eso sí, Telefónica, con un perfil diferente, cerró marzo con 2,73 veces, que se reduce a 2,13 veces tras la venta de la filial británica O2.

La intención de Euskaltel, condicionada a eventuales operaciones de compra, es repartir prácticamente todo el beneficio en dividendos. La posibilidad de endeudarse hasta cuatro veces el Ebitda abre la puerta, incluso, a un pay out (porcentaje destinado a retribuir a los accionistas) superior al 100%. Es decir, la sexta operadora de banda ancha de España estudiaría, llegado el caso, pedir dinero para dar dividendos o comprar acciones propias para su posterior amortización. Esta política ha sido la seguida durante años por Telefónica. Euskaltel registró el pasado año un beneficio de 36,8 millones, lo que supone una caída del 13% frente a 2013. 

El negocio

En términos operativos, Euskaltel registró unos ingresos de 78,4 millones de euros en el primer trimestre del año, un 0,5% más que en el mismo periodo del ejercicio anterior.

Según la empresa, ese avance se debe principalmente al segmento de clientes particulares, cuyo volumen de negocio aumentó un 2,1%. La firma destaca un incremento del gasto por cliente (arpu) hasta situarse en 55,2 euros. Los otros segmentos (pymes, grandes cuentas, ventas al por mayor y otros negocios) mostraron una ligera recuperación frente al primer trimestre de 2014, si bien los ingresos descendieron un 7,9%, debido a los descuentos acordados en el contrato con el Gobierno vasco, los cambios regulatorios, los descensos en las ventas de equipos y la fuerte competencia.

Con respecto a 2015, la operadora precisa que los ingresos bajaron un 4,2% hasta 315 millones de euros, mientras que el beneficio descendió un 13% hasta 36,7 millones.

 Plan de incentivos a  y regalos

La sexta operadora española de cable repartirá en efectivo y en acciones un bonus a sus directivos valorado entre 39,1 y 54,3 millones de euros. Una parte de ese dinero se reinvertirá en acciones de la propia Euskaltel por parte de algunos de los ejecutivos. Su presidente, Alberto García Erauzkin, recibirá por tanto 262.729 acciones valoradas en hasta 2,9 millones de euros, si se fija el precio máximo del rango orientativo de precios. Otros nueve directivos recibirán 837.066  acciones (valoradas a un máximo de 9,2 millones) y, por último, 14 trabajadores clave se llevarán 169.907 títulos (1,87 millones). 

La compañía explica, de hecho, que este plan de incentivos ha sido la principal causa de que  sus beneficios cayeron un 85,5% en el primer trimestre, hasta los 1,2 millones de euros. 

Euskaltel regalará a sus empleados el equivalente a dos salarios mensuales en acciones (el número exacto oscilará entre los 379.613 y los 361.990 títulos en función del precio final de las acciones), lo que tendrá un impacto en las cuentas de la operadora de 2015 de entre 3,3 millones y 4,0 millones.

Santander

El informe de Santander, publicado el pasado miércoles por CincoDías, fija una valoración de 1.375 millones de euros, según el método de descuento de flujo de caja libre. El departamento de análisis que preside Ana Botín, que forma parte del sindicado de bancos encargado de llevar a Euskaltel a la Bolsa, estima que sus ingresos se situarán en 362,8 millones en 2019, lo que supone un crecimiento anualizado del 2,6% hasta 2019.

Para el Ebitda estima un alza hasta los 183,3 millones desde los 155,9 de 2014. Santander estima que su deuda financiera neta cierre el presente ejercicio en 463 millones de euros. El pasivo de Euskaltel se sitúa aproximadamente en tres veces su ebitda, después de que sus accionistas de referencia firmaran un crédito para repartirse un dividendo extraordinario.

En lo que va de año, el número de salidas a la Bolsa en España está en máximos desde 2007 al haber debutado cinco compañías. La mayor colocación fue la Aena, por 4.260 millones, seguida de Cellnex (2.140 millones), Saeta Yield (400 millones) y Talgo (más de 560 millones).

Normas