El presidente de CIDE desvela más de una decena de ofertas

Las pequeñas eléctricas se atrincheran contra las grandes

Gerardo Cuerva, presidente de CIDE
Gerardo Cuerva, presidente de CIDE

Las 205 pequeñas distribuidoras eléctricas integradas en la asociación CIDE han aprovechado su asamblea anual, que este año se celebra en La Coruña, para reclamar al Ministerio de Industria que apruebe de una vez por todas el reglamento (los denominados costes unitarios) del real decreto sobre la retribución de las redes, una de las normas estrella de la reforma eléctrica de 2013 que iguala la retribución de las pequeñas con la de las cinco de Unesa.

A la vista del gran interés que han mostrado repentinamente “las grandes multinacionales del sector” por algunas de estas pequeñas distribuidoras (muchas centenarias), el presidente de CIDE, Gerardo Cuerva, ha pedido “una normativa eficaz y justa, que sea verdaderamente neutral, que no beneficie las aspiraciones de esas multinacionales”. En otras palabras, que evite servir en bandeja la propiedad de unas pequeñas compañías repartidas por toda España y que en su conjunto tienen un valor de reposición en su conjunto de unos mil millones de euros.

Cuerva desveló en un encuentro con la prensa, que la CNMC ya había calculado los costes unitarios a finales del año pasado, pero que Industria no los ha aplicado en este ejercicio “porque perjudicaban a REE e Iberdrola”.

Las grandes multinacionales del sector han mostrado interés por algunas pequeñas distribuidoras

Respecto al interés de las grandes, y según fuentes de CIDE, ha habido una oferta por una empresa de esta asociación y contactos con otra decena. La gran interesada es Endesa que, tras la segregación de su negocio internacional con la venta de la chilena Enersis a su matriz, Enel, su crecimiento se ha quedado limitado a la península ibérica. Aun con todo, las ligas son tan dispares que la eléctrica tampoco lograría crecimientos significativos, además, ya tiene una cuota del 40% del mercado de distribución, lo que podría acarrearle problemas con Competencia.

El contraste es evidente: sobre los 27 millones de puntos de suministro que hay en España aproximadamente, las cinco grandes (Endesa, Iberdrola, Gas Natural Fenosa, EDP y Viesgo) suman 26 millones, el resto se lo reparten CIDE, con 550.000 (algunas con apenas un millar de clientes) en 700 municipios, y ASEME, la asociación que agrupa a las grandes de entre las pequeñas, el resto.

El presidente de CIDE pidió que la nueva retribución tenga en cuenta “la heterogeneidad del sector” en el que las pequeñas “se niegan a desaparecer”. En este sentido, consideró que “a lo mejor habría que trocear a las grandes”.

Para contrarrestar posibles traspasos, la propia agrupación ha creado una compañía, Diselcide, para adquirir el capital de sus asociadas. Ya ha comprado tres de ellas. También ha tanteado la posibilidad de comprar activos de las grandes, caso de Gas Natural Fenosa, “pero piden precios desorbitados”, subrayó Cuerva.

Otros negocios

Además del negocio regulado de distribución, 160 empresas de esta asociación comparten al 50% una comercializadora en el mercado libre con EDP, Cide HC, que cuenta con una cartera de 440.000 clientes. Respecto a esta alianza, Cuerva dijo que “todo está abierto”, tanto para que en algún momento uno de los socios compre la participación a otro.

También desde hace un par de años, una sociedad de Cide, fue reconocida por ley como comercializadora de referencia, por lo que puede suministrar en el mercado regulado de los domésticos (PVPC). En este segmento apenas tiene unos 200 clientes.

 

El apoyo del nuevo alcalde de La Coruña

En lo que fue “casi” su primer acto como regidor de La Coruña, Xulio Ferreiro, de la plataforma ciudadana Marea Atlántica, mostró su apoyo firme a estas pequeñas y medianas compañías. “Vivimos tiempos de energía”, señaló, tras añadir “creemos en la pyme, principal fuente de riqueza y puestos de trabajo, en el cooperativismo y la cohesión social”. Ferreiro dijo sentirse cómodo en la inauguración de la asamblea de CIDE, que comparte con su ciudad “el espíritu creativo”.

Por su parte, el director general de la Xunta de Galicia, Ángel Bernardo, calificó de “heroica” la labor de las pequeñas distribuidoras por suministrar energía en zonas rurales “con una orografía y clima como los de Galicia”. Asimismo, aseguró que el gobierno gallego “está trabajando para que desaparezca el régimen transitorio de las distribuidoras” y con él la incertidumbre que genera.

En la jornada de ayer, CIDE presentó a sus socios el nuevo sistema informático de telegestión de contadores diseñado por la asociación y que las pequeñas distribuidoras deberán utilizar a partir de octubre para aplicar el nuevo precio de la electricidad por horas, del que se beneficiarán los consumidores domésticos. El presidente, Gerardo Cuerva valoró positivamente “el esfuerzo de las empresas de Cide” para adaptarse “a los nuevos requerimientos de los reguladores”.

Normas