Editorial

AstraZeneca viene a investigar aquí

La compra del negocio respiratorio de Almirall por el grupo AstraZeneca ha resultado, en una segunda lectura, del máximo interés. Y la plasmación de esta es el nuevo laboratorio de I+D que la multinacional británica inaugura hoy en Barcelona, un centro de referencia mundial para este tipo de patologías en el que invertirá no menos de 540 millones de euros en tres años y en el que desarrollarán sus conocimientos, además de investigadores propios, el equipo de científicos proveniente de Almirall. A la vez, el laboratorio español sigue desempeñando su actividad de investigación en otras áreas, principalmente la dermatológica. El grupo británico, que ya dispone de centros de I+D en Suecia e Inglaterra, asegura que el nuevo laboratorio hará investigación básica, lo que le proporciona doble interés. Y lo hace en gran parte porque considera a España “un corazón de la I+D”, con un “tejido académico muy rico”. La industria farmacéutica invierte algo más del 20% de la I+D industrial en España, una actividad en la que ocupa a 4.250 personas. Lo deseable es que esa investigación esté pilotada por compañías españolas, pero soluciones como la que AstraZeneca ha encontrado también son válidas para no desaprovechar el talento y, sobre todo, para no olvidar que este es uno de los grandes valores que atesoran nuestras empresas.

 

 

Normas