Crean el Consejo Iberoamericano para la Competitividad

Las grandes empresas prevén invertir 700 millones en España

El presidente de Telefónica presidirá el Consejo Empresarial para la Competitividad otros dos años.

El presidente de Telefónica y del Consejo Empresarial para la Competitividad, César Alierta.
El presidente de Telefónica y del Consejo Empresarial para la Competitividad, César Alierta.

Las grandes empresas siguen creyendo en la recuperación económica y redoblan su apuesta por España a través de la inversión. Así se pudo constatar en la asamblea ordinaria y extraordinaria del Consejo Empresarial para la Competitividad (CEC), celebrada esta mañana en Madrid, en las que presentaron sus previsiones para este año, en el que auguran gastar 700 millones, 57 millones más que el pasado ejercicio. El CEC es un lobby empresarial formado por 15 grandes compañías españolas (Telefónica, Mango, Santander, Repsol, Acciona, La Caixa, El Corté Inglés, BBVA, Mapfre, Inditex, Planeta, ACS, Ferrovial, Mercadona e Iberdrola) y tres representantes del Instituto de la Empresa Familiar. Desde 2011 ha realizado un importante número de informes, incluso en los momentos más duros de la crisis de la deuda soberana, en los que avalaba las fortalezas de la economía española. El último, presentado en noviembre de 2014, apuntaba una serie de reformas imprescindibles en materia laboral, fiscal o de modelo productivo para consolidar un crecimiento a tasas del 3% y que la tasa de paro bajará del 15% en 2018.

La reunión también sirvió para oficializar la reelección del presidente de Telefónica, César Alierta, como presidente del CEC para otros dos años. Alierta preside el Consejo desde su constitución en febrero de 2011.

Tras la asamblea, tuvo lugar la reunión mensual del CEC, en la que se aprovechó para anunciar la creación del Consejo Iberoamericano para la Competitividad y Productividad (CICP), que celebrará su reunión constituyente el próximo 6 de julio en México, bajo la presidencia del presidente de este país, Enrique Peña Nieto.

El nuevo Consejo Iberoamericano, al que se han unido una quincena de empresas españolas, contará con la presencia de grandes conglomerados empresariales de Argentina, Brasil, Colombia, Chile, México, Perú, Panamá, Portugal, Uruguay y Venezuela, entre otros países del área de influencia. Estará presidido por Enrique Iglesias, exsecretario general de la Conferencia Iberoamericana.

Ya en el ámbito de la economía española, el asunto estrella de la reunión fue la presentación del primer informe sobre la contribución de las empresas miembros del ‘think tank’ a la consolidación del ecosistema emprendedor en España. Entre las principales conclusiones del estudio sobre el impacto de las políticas activas desarrolladas por las empresas del CEC para apoyar el emprendimiento en España cabe destacar que estas iniciativas han impulsado la creación de casi 21.000 empleos y han tenido un efecto superior a los 1.600 millones en términos de PIB.

El poder dinamizador del tejido empresarial que realizan las grandes empresas también se ha visto reflejado en la compra de productos y servicios que han realizado a otras compañías españolas. Las firmas que componen el CEC contrataron en 2014 con unos 320.000 proveedores nacionales, lo que supone el 74% de sus suministros y un gasto cercano a 72.000 millones de euros. Alrededor del 60% de esta partida proviene de pequeñas y medianas empresas. Más de 2.200 profesionales de estas empresas se dedican, total o parcialmente, a actividades para fomentar el emprendimiento.

 

Adefam exige seguridad en Madrid

La llegada de Manuela Carmena al Ayuntamiento de Madrid ha desatado el temor entre los empresarios ante un cambio de rumbo económico. Así lo expuso Inés Juste, presidenta de la Asociación para el Desarrollo de la Empresa Familiar (Adefam), quién reclamó marcos previsibles “para que los inversores tomen decisiones con la completa certeza de que no se van a cambiar de forma sobrevenida las reglas de juego”. Juste hacía alusión a la paralización de proyectos, aún sin confirmar, como la Operación Campamento o el Distrito Castellana Norte.

También reclamó profundizar en las rebajas de impuestos y que estas se trasladen al Ayuntamiento, “con el fin de avanzar en reducciones del IBI o la Plusvalía Municiipal, tras ocho años de caídas de los precios”.

El Círculo de Empresarios pide reformar pensiones

El presidente del Círculo de Empresarios, Javier Vega de Seoane, criticó ayer la “falta de coraje y voluntad política” al “meter mano” en la racionalización de la Administración, al tiempo que puso de manifiesto la necesidad de “ponerse las pilas” con un tema tan importante como las pensiones para que el sistema sea “sostenible”.

Durante su intervención en el Nueva Economía Fórum, Vega de Seoane recordó que el Círculo de Empresarios dio hace tiempo la “voz de alarma” con las pensiones, antes de que el Gobierno planteara una reforma que “está bien”, pero que sólo prolonga un poco la situación sin resolver el problema de fondo. “España se está envejeciendo y es evidente que un sistema como el actual es insostenible”, dijo Vega de Seoane, que se mostró partidario de un sistema mixto de capitalización.

Sobre la reforma de la administración, resaltó la importancia de seguir racionalizando lo que se pueda racionalizar, aunque admitió que España está en nivel parecido al de otros países del entorno en número de funcionarios. En concreto consideró poco razonable que siga habiendo 8.200 ayuntamientos y dudó de la función de las diputaciones. En cuanto a la propuesta de reducir el salario mínimo interprofesional (SMI) y pagar el resto en formación explicó que las propuestas de este tipo sirven para incentivar a las pequeñas y medianas empresas, las que van a crear empleo. “El Círculo no quiere reducir el SMI en sí, sino potenciar una dinámica que facilite que las empresas contraten a los jóvenes que están en paro, particularmente a los que no tienen formación”, dijo.

Normas