Empieza a despejarse el mapa de los pactos postelectorales

Paralizar desahucios, la primera medida de Carmena en Madrid

Manuela Carmena y Antonio Miguel Carmona, al inicio de la rueda de prensa.
Manuela Carmena y Antonio Miguel Carmona, al inicio de la rueda de prensa. EFE

Las dos primeras medidas que llevará a cabo Ahora Madrid en la capital tras la investidura de este sábado son la paralización de los desahucios y el alivio de la deficiencia alimentaria que "sufren muchos madrileños", según ha anunciado la futura alcaldesa Manuela Carmena en la rueda de prensa que ha ofrecido junto con el candidato municipal del PSOE, Antonio Miguel Carmona.

En este sentido, Carmena ha afirmado sentirse muy preocupada por que la semana que viene ya están previstos desahucios en los que no han podido mediar para encontrar soluciones de alojamiento a aquellas personas que van a ser expulsadas de su vivienda.

En cuanto a las carencias alimentarias, Carmena ha anunciado que, ante el cierre de los comedores escolares la próxima semana, su grupo ha estado preparando raciones de comida y cena para niños de entre cero y tres años.

Preguntados por las distintas operaciones urbanísticas previstas en Madrid, tanto Carmena como Carmona han insitido en la necesidad de revisarlas y evaluar su necesidad. "Las ciudades europeas no tienen constantemente grandes operaciones de 20.000 viviendas y menos cuando no son necesarias. En Madrid hay muchas viviendas vacías", ha planteado la candidata de Ahora Madrid, para quien la apuesta de Copenhague por la sostenibilidad y eficiencia medioambiental es uno de los modelos a seguir.

El líder municipal socialista, que ha insistido en la necesidad de mayor transparencia, ha recordado que aún no se sabe cuánto costaría la Operación Chamartín al consitorio. Además, ha afirmado que mantiene su compromiso de animar a los inversores a que inviertan en Madrid, pero "desde la legalidad y el beneficio colectivo".

Los líderes de ambas formaciones han insistido en que el acuerdo alcanzado es solo un pacto de investidura y que el resto de cuestiones se irán negociando. "Se hace camino al andar", ha dicho Carmona. sábado.

Carmena, que cuenta con un grupo de veinte ediles, necesita los votos de los nueve concejales del PSOE para ser proclamada alcaldesa. Si no obtuviese el respaldo de los socialistas, Carmena no alcanzaría la mayoría absoluta -29 de 57 concejales- y la Alcaldía recaería en Esperanza Aguirre (PP), por ser cabeza de lista de la formación más votada en las elecciones del 24 de mayo.

Tanto el líder socialista como la líder de Ahora Madrid han descartado un posible tamayazo. "El miedo a que se dé una operación tan vergonzosa no existe", ha afirmado Carmena, para quien no es necesario que los 29 ediles muestren sus papeletas de votos porque existe una total confianza en ellos.

Normas