La empresa Esped investiga, diseña y desarrolla soluciones led

Barbate exporta alta tecnología de eficiencia energética

Parte de las instalaciones del laboratorio de Espled en Barbate.
Parte de las instalaciones del laboratorio de Espled en Barbate.

Espled no es Osram ni Philips, dos pesos pesados de la industria de la iluminación mundial. Nada que ver. Espled, radicada en Barbate (Cádiz), la segunda población con más paro de España (más del 50% de sus 22.900 habitantes están inactivos), es una firma con apenas seis meses de vida y diez trabajadores, pero desde esta pequeña localidad se ha propuesto exportar tecnología de iluminación y ahorro energético a todo el mundo, mientras su fundador, Jesús Luis García Moreno, asesora a la ONU en proyectos para combatir la pobreza energética en países en desarrollo. El empresario, experto en iluminación led, ha participado en una iniciativa absolutamente singular, apoyada por este organismo internacional. Un proyecto en Tánger, donde se quiere iluminar una iglesia, una sinagoga y una mezquita, dentro de un programa de reconocimiento a los países en los que la convivencia entre las tres culturas está sirviendo como un ejemplo a seguir en otros territorios del mundo.

García Moreno quiere convertir a Barbate, la capital del atún, en un referente mundial en iluminación led. De momento, en sus primeros cuatro meses de actividad logró su primer millón de euros de ingresos, y acaba de adjudicarse un contrato en Omán para iluminar carreteras con luminaria exterior por un importe aproximado de ocho millones. “En los países de Oriente Medio, sin problemas energéticos, se ilumina todo el trayecto de las carreteras, no solo las zonas próximas a las ciudades como en Europa. Pero aun así, buscan soluciones eficientes, porque la tecnología led, además de lograr una mejor calidad lumínica, permite unos ahorros que, a nivel urbano, pueden situarse entre el 50-60%”, cuenta a CincoDías.

En el laboratorio que ha montado Espled en Barbate, la compañía investiga, diseña y desarrolla soluciones led, que después fabrica en China. “Como hacen Osram y Philips, por otro lado”, dice el empresario. “Es lógico que se haga así porque hacen falta muchos componentes (diodos, compensadores, resistencias) que están allí. De todos modos, tenemos personal propio en nuestras ensambladoras asiáticas que controlan todo el proceso de fabricación, y tenemos también una ventaja de comunicación:estamos a 40 minutos del puerto de Algeciras, que tiene un enlace con China de 23 días”.

Para el empresario andaluz, el gran problema que existe hoy en la iluminación led es “la baja calidad de muchos productos y el poco entendimiento de esta tecnología por parte de los técnicos de las Administraciones públicas, pues se trata de un equipo electrónico donde hay que cuidar múltiples parámetros”. Por eso, asegura, está convencido de que tienen una gran oportunidad si saben explotar su know how. “Este es un negocio completamente nuevo, donde hay mucho por hacer, y no hay duda de que en los próximos años toda la iluminación se va a cambiar a led tanto en el sector público como privado. Hay muchísimas adjudicaciones en marcha, en gran parte impulsadas por las ayudas que están llegando desde la Unión Europea, preocupada por el ahorro energético”.

Plan de expansión y ayudas del IDAE

El alumbrado exterior de los municipios españoles se compone de casi ocho millones de puntos de luz, con un consumo de electricidad de 5.367 GWh/año y un coste para los municipios de 697 millones anuales (el 2% del consumo eléctrico nacional). Hace unos días, el IDAE publicó un programa de ayudas al alumbrado exterior municipal bajo diseños de eficiencia energética, dotado inicialmente con un presupuesto máximo de 36 millones. Las ayudas, bajo la modalidad de préstamos reembolsables sin interés y con plazos de amortización de hasta diez años, permiten solicitar hasta el 100% de la inversión, con un máximo de cuatro millones y un mínimo de 300.000 euros. Los de menor cuantía pueden presentarse de forma agrupada. El plazo acaba el 5 de mayo de 2016, siempre que no se agote antes el presupuesto. Espled cree que los proyectos de iluminación led se dispararán en España y busca socios (distribuidores, instaladoras, constructoras...)con los que impulsar su expansión.

Precisamente, los cálculos más recientes de la CE indican que la inversión anual en eficiencia energética de edificios debería ser de 89.000 millones de euros entre 2016 y 2020, a razón de 61.000 millones en hogares y 28.000 millones de edificios. Además, el llamado plan Juncker de inversiones, que pretende movilizar unos 100.000 millones al año entre 2015 y 2017, prevé destinar el 29% al sector energético, con particular atención a la eficiencia energética. Entre los primeros proyectos preseleccionados ya figura un plan francés para mejorar la eficiencia de 40.000 viviendas.

Por si fuera poco, los actuales presupuestos de la UE (2014-2020) también han reservado 38.000 millones para inversiones que reduzcan las emisiones de carbono en Europa, y Bruselas espera que gran parte de esos recursos se destinen a la eficiencia energética y que las autoridades nacionales y regionales aporten financiación, además de atraer capital privado. En los anteriores presupuestos (2007-2013) la partida para eficiencia energética rondaba los 5.000 millones.

Con este contexto tan favorable, Espled busca diferenciarse “aportando valor añadido” a sus productos (ópticas que dispersen mejor la luz, que disipen mejor el calor para que el led no sufra...) y ofreciendo “mejores precios que los alemanes e italianos”, los dos países más fuertes en oferta de iluminación led de diseño (para tiendas, hoteles, centros comerciales, restaurantes). La empresa gaditana trabaja en proyectos de todo tipo, incluso combinando en algunos la eficiencia energética con el efectismo visual, en un claro uso de la iluminación como técnica arquitectónica y de espectáculo.

Espled se ha adjudicado un proyecto en el Museo de Santa Teresa de Jesús (Ávila), donde ninguna lámpara está a la vista, pero producen haces luminosos que convergen en los artículos en exposición. También ha iluminado el restaurante El Campero, en Barbate, que está entre los 50 locales más prestigiosos de España y es conocido como el templo del atún.

La firma ha instalado igualmente sus tubos fluorescentes led en todos los colegios de las poblaciones de menos de 20.000 habitantes de la provincia de Cádiz, ha hecho un proyecto para la tienda del Sevilla Fútbol Club y está trabajando para la cadena de peluquerías Marco Aldany. Pero quizá uno de sus proyectos más curiosos es el que está haciendo para los pescadores de Barbate. “Sus barcos usan un sistema de focos de alta potencia de 800-1.000 vatios, que tiran del gasoil del barco. Son focos que se instalan en los bajos de los barcos para atraer y subir los peces. Estamos sustituyéndolos por un sistema nuevo que ahorrará un porcentaje importante de combustible. Estará en dos semanas”.

Normas