UPN pierde el gobierno municipal de la capital navarra después de 16 años en el poder

Un alcalde de la izquierda abertzale en Pamplona

Joseba Asiron, el candidato de EH Bildu, será investido este sábado

Ha logrado el apoyo de Geroa Bai, Aranzadi e Izquierda-Ezkerra.

Joseba Asirón, durante una rueda de prensa el pasado viernes.
Joseba Asirón, durante una rueda de prensa el pasado viernes. EFE

Pamplona contará a partir de este sábado con un gobierno de coalición encabezado por EH Bildu, la segunda fuerza más votada en las elecciones del pasado 24 de mayo. Por primera vez, desde los primeros comicios democráticos de 1979, un alcalde de la izquierda abertzale presidirá el pleno municipal.

El candidato de la formación nacionalista, Joseba Asiron (Pamplona, 1962), será investido gracias a la suma de los cinco ediles que ha obtenido EH Bildu, más otros tantos de Geroa Bai, tres de Aranzadi —la candidatura ciudadana donde se integra Podemos— y el único edil de Izquierda-Ezkerra, coalición de la que forma parte Izquierda Unida y Batzarre.

El anterior alcalde, Enrique Maya, de la Unión del Pueblo Navarro (UPN) y sucesor de Yolanda Barcina en el cargo, obtuvo 10 concejales. A pesar de que su lista fue la más votada no contaba con ninguna opción para llegar hasta la mayoría absoluta (14 concejales). El PSN-PSOE, que en la anterior legislatura formó parte del gobierno de coalición al frente de la Comunidad navararra, solo consiguió tres ediles. El Partido Popular se quedó fuera del pleno municipal.

UPN ha gobernado de forma ininterrumpida el Ayuntamiento de la capital navarra desde 1999. La formación conservadora consiguió la alcaldía por primera vez en 1987. Ocho años más tarde fue desalojada del poder por Convergencia de Demócratas de Navarra, una escisión surgida de sus filas.

Para EH Bildu, el gobierno de la capital navarra supone un balón de oxígeno después de haber perdido la Alcaldía de San Sebastián que pasará a estar en manos del PNV.

Joseba Asiron, el futuro alcalde pamplónica, es profesor de Historia del Arte, en una ikastola,y una persona ajena hasta ahora a la política profesional. Asiron aseguró en una conferencia de prensa el pasado viernes que rechazará y condenará cualquier violación de derechos humanos y hará un especial esfuerzo para el reconocimiento del derecho a la memoria y reparación de todas las víctimas.

Al ser preguntado sobre si esa condena incluye el terrorismo de ETA, Asirón ha insistido en que su rechazo es para "cualquier violación de los derechos humanos" y por tanto debe entenderse que incluye "absolutamente todas" las vulneraciones de derechos, "tengan el sesgo que tengan".

Normas
Entra en El País para participar