Estudia si pueden considerarse ayudas de Estado

Bruselas pide a España información sobre acuerdos fiscales con empresas

El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker.
El presidente de la Comisión Europea, Jean-Claude Juncker. EFE

La Comisión Europea (CE) ha pedido hoy a España y otros 14 países que le entreguen resoluciones tributarias individuales con empresas, en el marco de la investigación que lleva a cabo sobre este tipo de prácticas y si pueden constituir ayudas de Estado al otorgar ventajas fiscales selectivas a multinacionales.

En paralelo ha dado un mes a Estonia y Polonia para informarle de sus prácticas con respecto a esas resoluciones tributarias, conocidas también como “tax rulings”, después de que estos dos países rehusaran responder completamente a peticiones anteriores del Ejecutivo comunitario.

Si no entregan la información que falta dentro de 30 días, la CE puede denunciarlos ante el Tribunal de Justicia de la Unión Europea.

Las solicitudes anteriores a estos dos países fueron enviadas por la CE cuando amplió su investigación sobre las resoluciones fiscales en diciembre de 2014 para incluir a todos los Estados miembros, después de que iniciara las pesquisas en junio de 2013.

La investigación pretende aclarar si las resoluciones fiscales pueden constituir ayudas de Estado y permitir a la CE tener una “visión informada” sobre las prácticas de todos los países miembros.

Con excepción de Estonia y Polonia, todos los Estados miembros han cooperado y aportado la información completa solicitada.

En base a esta información recibida, la CE pide ahora a España y otros 14 países información específica sobre un “número sustancial” de decisiones individuales adoptadas.

El hecho de que la CE pida esta información detallada no implica que se abran investigaciones individuales sobre eventuales ayudas de Estado concedidas a las empresas beneficiarias, recalca la CE.

En concreto, la CE pide resoluciones individuales a Austria, Bélgica, República Checa, Dinamarca, Finlandia, Francia, Alemania, Hungría, Italia, Lituania, Portugal, Rumanía, Eslovaquia, España y Suecia. La CE investiga cinco casos donde teme que las decisiones podrían constituir ayudas de Estado.

En junio de 2014 abrió una investigación sobre las ventajas aplicadas a Apple en Irlanda, Starbucks en Holanda y a Fiat Finance & Trade en Luxemburgo.

En octubre del año pasado abrió por su parte otra investigación sobre Amazon en Luxemburgo. La CE analiza si acuerdos fiscales individuales otorgan una ventaja selectiva a una empresa que sus competidores no tienen, en violación de las normas comunitarias.

Más recientemente, en febrero pasado, la CE también decidió estudiar el régimen fiscal de Bélgica, el cual permite a grupos empresariales reducir sustancialmente sus pasivos en el impuesto de sociedad en base a una decisión sobre “beneficios excesivos”.

Las resoluciones tributarias son aplicadas por muchos Estados miembros y en sí no constituyen un problema legal, pero sí moral y ético, al ser confidenciales y servir a las empresas solicitar por adelantado a un país conocer qué tratamiento fiscal se les va a aplicar y obtener a menudo ventajas.

El problema surge cuando una resolución otorga, intencionadamente o no, un trato preferencial a ciertas compañías y facilita la planificación fiscal agresiva.

Las decisiones que ofrecen, por ejemplo, un bajo nivel impositivo en un Estado miembro pueden alentar a multinacionales a trasladar sus beneficios allí, generando importantes pérdidas en ingresos tributarios en otro país miembro.

Normas
Entra en El País para participar