La empresa municipal de limpieza de Sevilla, un 32% más productiva

Lipasam rediseña su gestión para ser más eficiente

El gerente de la empresa, Francisco José Juan, señala: “Hemos apostado por la carga lateral porque mejora la imagen de la ciudad y solo necesita de un operario, y no tres”

Los nuevos contenedores con recogida lateral de Lipasam.
Los nuevos contenedores con recogida lateral de Lipasam.

Lipasam, empresa municipal del Ayuntamiento de Sevilla, ha realizado cambios recientemente para avanzar hacia una gestión más eficiente. Los nuevos contenedores con recogida lateral –frente a los de carga trasera– han supuesto un incremento del 31,8% en la productividad de la firma, que ha pasado de recoger 8.488,18 kilógramos de residuos por día en 2011 a los 11.191,78 actuales. Se han adquirido 7.500 nuevos depósitos en los últimos tres años. El gerente de la empresa, Francisco José Juan, señala: “Hemos apostado por la carga lateral porque mejora la imagen de la ciudad y solo necesita de un operario, y no tres”. Y añade que la capacidad de estos dispositivos es mayor, 3.200 litros, frente a los 770 de los anteriores.

Otra ventaja de este nuevo sistema de recogida es que genera más limpieza y un menor “desorden viario”, con más espacio para aparcamientos. Los operarios que ya no eran necesarios para el servicio de recogida “han pasado a realizar otras labores dentro de la empresa”, como tareas de limpieza o de mantenimiento de contenedores, “algo prácticamente inexistente en 2011”. Según el responsable, esto ha causado que “mientras el personal de recogida disminuía (de 316 a 240 en tres años), el de limpieza viaria ha aumentado (de 1.020 empleados en 2012 a los 1.083 actuales)”.

Esta empresa municipal, que dice “tener una gestión profesional como si se tratara de una empresa privada”, ha apostado por la mecanización. “Teníamos poca maquinaria de limpieza y, además, obsoleta”, señala Juan. Mientras en 2011 las barredoras en funcionamiento eran 17, actualmente son más de 80 las que operan a diario. También, los nuevos vehículos ligeros y las sopladoras eléctricas hacen que el total de nuevos vehículos incorporados desde 2012 asciendan a 100 unidades. Así, “se ha incrementado del 7,9% al 24,2% el personal de barrido mecánico (un conductor) y el del mixto (un conductor y dos operarios con sopladoras)”, mientras que los profesionales que trabajaban manualmente han descendido de un 68% a un 41,9% de la plantilla.

Lipasam resalta que la rebusca de contenedores suponía un problema de vertido de residuos, por lo que ha creado un nuevo servicio de repaso de contenedores y papeleras en horario de tarde durante los siete días de la semana, algo que “ha supuesto una mejora importante en la limpieza del viario pero multiplica por cinco las horas de trabajo anuales, que han superado las 181.000”, en palabras del gerente. Esta nueva actividad ha duplicado la productividad en kilómetros por servicio de cada operario, de 6,12 a 12,55, cuya causa se encuentra en el incremento su producción en un 50% trabajando menos horas.

Objetivo, ser cada vez más sostenible

De cara al futuro, Juan afirma que Lipasam trabaja en nuevos sistemas para incrementar su productividad y su sostenibilidad. El responsable mantiene que Lipasam ha sido “pionera” en la introducción del triciclo eléctrico, para sustituir al carrito de limpieza. Este proyecto fue elegido por Medio Ambiente dentro de la convocatoria Clima. El gerente dice que “esta iniciativa se basa en la limpieza por zonas, un nuevo concepto que está siendo exportado a otras ciudades”. El pasado mes de mayo, Lipasam sacó a licitación un contrato para adquirir 100 nuevos triciclos, por un importe de 200.000 euros. La compañía ya cuenta con 110 de estas unidades –fabricadas por Bikelecing, pyme sevillana “de nueva creación”– que disminuyen las emisiones de contaminantes.

Normas