El comercio textil encadena nueve meses de subidas

Las firmas de moda estiman que consolidarán el crecimiento en 2015

Comercio de Madrid
Comercio de Madrid

Soplan buenos vientos para las firmas de moda en España. Después de siete años de caída, el comercio textil comenzó un tímido ascenso a finales del año pasado que se está consolidando en el año en curso. Las ventas de moda y complementos en el mes de mayo han crecido un 2,5% en España respecto de la cifra apuntada en el mismo mes del año anterior, según el Barómetro mensual que realiza la Asociación Empresarial del Comercio Textil y Complementos (Acotex).

Las ventas acumuladas hasta mayo crecen así un 6,1%, según los datos de la asociación. Esta cifra está por encima de las previsiones del sector, que aspira a cerrar el año con un crecimiento del 4%, si bien se descuenta que estas estimaciones son prudentes. Las ventas de 2014 crecieron un 2,2% respecto de las registradas el año anterior.

El alza de mayo supone el noveno mes de crecimiento consecutivo de las ventas del sector. No se registra en los datos de Acotex ningún periodo tan largo de bonanza desde 2006, al menos.

Y esto teniendo en cuenta que el mes pasado ha registrado la menor tasa de crecimiento de todo el año. En enero, el comercio de moda incrementó su facturación un 6,4%. En febrero, se registró la mayor alza, un 7,3% de las ventas. En marzo, las compras subieron un 5,3% y en abril, un 3,8%.

“Desde Acotex, seguimos siendo optimistas para lo que resta de campaña de primavera y verano, siguiendo en esta senda positiva y con una previsión para 2015 entorno a un incremento de las ventas entorno al 4%”, resaltó Borja Oria, presidente de Acotex, a Cinco Días.

Para Oria, “encadenar nueve meses seguidos en positivo confirma claramente el cambio de tendencia y la recuperación por tanto del consumo en nuestro país”. “Es un sector que refleja enseguida la situación macroeconómica y el índice de confianza de los consumidores. Está disminuyendo el porcentaje de ahorro sobre renta disponible de los consumidores, la gente que mantiene sus trabajos se atreve a gastar algo más”, afirma el presidente que apunta que “lo notan las propias tiendas, hay más afluencia y más alegría a la hora de gastar”.

Aun y todo, el presidente señaló que, pese a los crecimientos, les queda “un camino muy largo por recorrer hasta llegar a las cifras alcanzadas en 2006”. El conjunto de las tiendas de moda españolas facturaba en 2006 unos 22.460 millones de euros mientras que en 2013, había caído hasta los 15.850 millones de euros, lo que representa perder el 30% de facturación. En 2014, subió la facturación hasta los 16.473 millones de euros.

No solo las perspectivas desde dentro del sector son buenas. También los inversores interesados en su desarrollo cuentan con un buen año para el comercio textil. Así, Noelia López, consultora de retail de high street (comercio minorista en calles comerciales de alto valor) de JLL, detalla que “hay una recuperación latente desde hace un tiempo en el consumo. Esperamos que en los próximos años, las compras de textil crezcan entre un 6% y un 8%”.

En este sentido, las que más capitalizan los buenos vientos para el consumo y el comercio son las grandes cadenas especializadas, que en 2014 representaron el 31,7% de la cuota de mercado en el sector del comercio textil.

La cadena Inditex, que agrupa marcas como Zara o Stradivarius, no da previsiones para la temporada antes de la presentación de resultados del miércoles pero los analistas son optimistas. Así, Banco Sabadell afirma que “el año empieza fuerte” para Inditex, gracias entre otros “a la buena evolución del consumo en general y en países clave como España, en particular”. Renta 4 apunta que “la recuperación de España, que supone un 19% de las ventas, está siendo clave para que se acelere el crecimiento”.

El 40% de las compras se hacen con promoción

La liberalización del periodo de rebajas, que ha permitido que cada cadena y comercio comience este proceso cuando crea conveniente, ha diluido el efecto llamada que suponían el comienzo conjunto del periodo de descuentos en las fechas clave. “Se tiende a mantener el periodo porque tiene su sentido. Las rebajas están pensadas para hacer líquido el stock sobrante al final de la temporada y así siguen funcionando pero es verdad que la crisis ha hecho que aumente el peso de las ventas con rebaja o promoción: más del 40% de las compras actuales se realizan con algún descuento o promoción”, señala Borja Oria, presidente de la Asociación del Comercio Textil y de Complementos (Acotex).
“La cuestión es que ahora las rebajas son aun más agresivas que antes”, apunta Guillermo González, director general de la patronal del comercio de Madrid (Cocem), porque es mucho más difícil captar la atención o la intención de compra del consumidor, que se ve inundado de carteles con porcentajes de descuento. “Además, el factor de las compras online invita a prolongar las promociones casi durante todo el año”, destaca González. La media de gasto por persona en las rebajas de verano está en 125 euros.
Aun así, Oria no olvida que el margen está “en la temporada porque en rebajas apenas se gana”.

Normas
Entra en El País para participar