La lucha de una emprendedora por vender parcelas del Sol en eBay

Una ciudadana de Vigo consigue que un juzgado acepte su caso contra el gigante de las ventas, después de que eBay suspendiera la subasta de parcelas de metro cuadro del sol a través del portal.

Leva a eBay a juicio por impedirle vender parcelas del sol

En los últimos años, se han dado numerosos casos de emprendedores que han intentado vender a través de eBay cosas tan extrañas como: el sentido de la vida, nombres para tus hijos, o una ciudad entera en la Toscana. Sin embargo, parece ser que la vendedora más atrevida hasta ahora ha sido María Ángeles Durán, de 54 años de edad, ciudadana de Vigo y madre de cuatro hijos, que se ha atrevido a vender nada menos que trozos del sol.

La peculiar historia de esta heroína, como informa Caitlin Dewey en The Sidney Morning Herald, que llegará a los juzgados en julio, dio comienzo hace cinco años.

La viguesa, una romántica y entusiasta por naturaleza, con estudios de enfermería y derecho, y que se ha creado su propia religión, además de escribir una novela romántica bastante excéntrica, decidió inscribir el sol a su nombre el verano de 2010, tras conocer que el emprendedor estadounidense Dennis Hope había hecho lo mismo con la Luna, Marte, Venus y Mercurio.

La demanda de Hope, basaba en una supuesta laguna existente en el Tratado del Espacio Exterior de las Naciones Unidas, le sirvió a Mª Ángeles para elaborar los documentos legales que llevó ante un notario local.

"El espacio exterior ... no está sujeto a apropiación nacional por demanda de soberanía", dice el tratado. Nada sobre la propiedad individual, declaró Mª Ángeles, quien se ha aferrado a esta afirmación durante varios años sin que nadie la cuestionase; tal vez porque desde el punto de vista legal se trata de algo ridículo, o porque a los medios de comunicación internacionales no les llegó ninguna noticia al respecto.

En 2013, Mª Ángeles decidió comercializar parcelas de metro cuadrado de sol a través de una subasta en eBay al precio de 1 euro por cada una, acompañada de los correspondientes certificados de propiedad. En la actualidad, los vende a través de su web personal.

eBay suspendió dicha venta alegando que violaba su política de "bienes intangibles", que prohíbe comercializar artículos que no puedan tocarse. Pero este no es el caso de una vendedora de eBay convencional, y algunos medios la han calificado como una persona de ideología y muy dada a los pleitos.

En varias entrevistas, Mª Ángeles ha defendido su demanda basándose en una crítica a la propiedad corporativa: si las empresas de servicios públicos pueden beneficiarse del viento y el agua, argumentó, ¿por qué no se va a permitir a la gente lucrarse con el sistema solar también? (señalando que todos los beneficios de sus ventas solares irán a organizaciones benéficas y otros proyectos de índole social).

Así que cuando eBay cerró su cuenta, Mª Ángeles demandó a la compañía por incumplimiento de contrato, alegando que el producto es real y tangible ya que los rayos de sol calientan. Lo que la empresa presumiblemente contrarrestó diciendo que aunque el sol sea real, las parcelas de metro cuadrado del astro en propiedad no lo son.

En 2014, el gigante de las ventas intentó cerrar el caso con un acuerdo que la vendedora rechazó, ya que, según ella, era imposible determinar la cantidad a cobrar.

Hace unos días, La Voz de Galicia informó que un juzgado de Alcobendas ha aceptado llevar el caso, ya que, en efecto, declara tener jurisdicción sobre una ciudadana española, una compañía comercial americana ... y una estrella a 149.600.000 km de distancia.

El caso no se centrará en el tema de propiedad del sol que quiere atribuirse la vendedora, sino en el acuerdo con eBay, es decir, en la presunta violación de la política y condiciones del portal.

Sea cual sea el dictamen final, Mª Ángeles afirma que si finalmente se resuelve en su contra y no puede ser dueña de un pedazo del espacio, entonces John Travolta, Ronald Reagan y Dennis Hope tampoco lo pueden ser. Por desgracia, ese mensaje no parece haber llegado a muchos de los compradores, porque ya ha vendido más de 1.000 parcelas del sol hasta la fecha.

Normas