El proyecto se enmarca en uno de los corredores más ambiciosos del país

ACS eleva su cartera en Australia con una autopista de 1.850 millones

El grupo español se apuntará con esta obra cerca de 800 millones de facturación

Florentino Pérez, presidente de ACS.
Florentino Pérez, presidente de ACS.

El grupo ACS se ha afianzado con un contrato multimillonario en uno de los mayores proyectos de infraestructuras en ejecución en Australia, el corredor WestConnex, que financian con fondos públicos el Gobierno central del país y el de Nueva Gales del Sur.

La adjudicación, por unos 1.850 millones de euros, ha ido a manos de la filial Leighton Contractors, que depende de Cimic (anteriormente denominada Leighton), e incide en la dura pugna entre los mayores conglomerados españoles de la construcción, como Acciona, Ferrovial y ACS, por ganar cartera en el activo mercado australiano.

En esta ocasión Leighton Contractors se ha apuntado la construcción de la autopista M4-East, en el entorno de la ciudad de Sydney (Australia). El contrato asciende a 2.700 millones de dólares australianos (unos 1.850 millones de euros) y los compañeros de consorcio son la firma local John Holland y la surcoreana Samsung.

En función de su participación, la cartera sumada por ACS roza los 800 millones de euros, que se suman a los más de 22.000 millones acumulados en el área Asia-Pacífico (el 33,5% del total).

La M4-East, de siete kilómetros de longitud, incluye un túnel de 5,5 kilómetros y tres carriles por sentido, estando integrada en el corredor de 33 kilómetros WestConnex. Este último ha sido diseñado para comunicar el oeste y suroeste de Sydney con el centro, el aeropuerto y el puerto. Acciona (con Obayashi, McConnell Dowell Constructors y Ghella) y Lend Lease encabezaban los otros dos consorcios que han estado en liza por esta nueva obra de gran volumen al otro lado del mundo.

Los trabajos comenzarán en 2016 y la puesta en operación de la infraestructura está fijada en 2019. El citado WestConnex tiene tres fases que se irán abriendo al tráfico de forma progresiva. El proyecto en su totalidad estará concluido en 2023.

El encargo recibido por ACS figura en la primera fase de construcción. El presidente ejecutivo y consejero delegado de Cimic, Marcelino Fernández Verdes, ha afirmado que “la fuerte inversión” en infraestructuras en Australia “sigue ofreciendo un abanico de oportunidades” para el grupo.

Según el ejecutivo español, que apunta a la dirección de ACS, infraestructuras como el WestConnex impulsan el crecimiento económico, facilitan la gestión del tráfico, crean puestos de trabajo y conectan a los ciudadanos.

Experiencia previa

El trío formado por Cimic, John Holland y Samsung, se había presentado al concurso avalado por su experiencia en la construcción de túneles y una destacada presencia en Australia. Antes de esta adjudicación, a finales de diciembre, la empresa del grupo ACS ya se apuntó el diseño y construcción de un tramo de la autopista australiana M4 por un importe cercano a los 125 millones de euros.

Este último encargo fue firmado en consorcio con la filial australiana del grupo de construcción italiano Rizzani de Eccher y está relacionado con la remodelación de un tramo de 7,5 kilómetros de la citada autopista, como parte de una primera etapa del corredor WestConnex.

Normas