102 turbinas serán usadas en un parque en el mar del Norte

Iberdrola adjudica a Siemens un contrato de 1.086 millones

La instalación eólica marina de East Anglia One, en Reino Unido, supone el mayor contrato firmado en el sector de las energías renovables en el país hasta la fecha

Parque eólico marino de Iberdrola.
Parque eólico marino de Iberdrola.

Siemens coloca sus turbinas eólicas marinas en uno de los proyectos eólicos en alta mar más grandes el mundo. Iberdrola ha elegido a la compañía tecnológica como proveedor preferente para su parque de East Anglia One, en el mar del Norte, instalación que tendrá una potencia instalada de unos 714 megavatios (MW).

El contrato, que Iberdrola ha firmado a través de su filial Scottish Power Renewables, supone el suministro de 102 turbinas eólicas marinas, con una potencia unitaria de siete MW cada una. Este es el acuerdo “más grande firmado en el sector de las energías renovables en el país hasta la fecha”, según fuentes del sector, porque el importe asciende a unos 800 millones de libras esterlinas (unos 1.086 millones de euros). Las máquinas de Siemens se instalarán en el desarrollo eólico que la empresa está realizando frente a la localidad de Hull, en el noreste de Inglaterra.

El parque marino de East Anglia One será “uno de los más grandes del mundo” cuando entre en funcionamiento, con una potencia instalada de 714 MW, lo que permitirá cubrir las necesidades de suministro eléctrico de alrededor de 500.000 hogares británicos, según datos facilitados por la empresa.

500.000 son los hogares británicos que dispondrán de suministro eléctrico gracias a esta instalación

Tal y como Iberdrola comunicó en la fase de aprobación del proyecto, previa al inicio de la construcción, “la puesta en marcha de este complejo supondrá una inversión total de 2.000 millones de libras esterlinas (unos 2.727 millones de euros)”. East Anglia One se convertirá en el tercer proyecto de Iberdrola en el sector de la eólica marina. La empresa ya ha puesto en marcha en Reino Unido el parque offshore de West of Duddon Sands, de 389 MW, y tiene en fase de construcción el de Wikinger, de 350 MW, que se ubicará en aguas alemanas.

La empresa que preside Ignacio Sánchez Galán siempre ha destacado que el proyecto de East Anglia One “va a reportar unos importantes beneficios para el sector industrial relacionado con la energía marina, ya que para su puesta en marcha se van a crear unos 3.000 nuevos puestos de trabajo, la mitad de ellos destinados a la fabricación de las turbinas”. Además, “una de las claves del éxito del proyecto de East Anglia One”, en opinión de la compañía, será “la significativa reducción de los costes de generación de la energía, que está prevista en un precio establecido en 119 libras/MWh, frente al de otros proyectos similares, cuyo precio oscila entre 140 y 150 libras/MWh”.

El proyecto de East Anglia One representa solo la primera fase del macroproyecto East Anglia, de 7.200 MW de capacidad, ubicado en aguas de Reino Unido y desarrollado a través de un consorcio formado por Iberdrola y Vattenfall. La compañía ha apostado por la promoción de la energía eólica marina como una de las bases de su crecimiento futuro y persigue liderar el desarrollo de esta tecnología, a la que considera como la segunda revolución de las energías renovables, como ya hizo con la energía eólica terrestre.

Normas
Entra en El País para participar