Movimientos en los hoteles de lujo de Madrid

El centenario Hotel Palace se pone a la venta por 330 millones

En las últimas semanas ha comenzado un inicial tanteo con inversores para testar el interés por el establecimiento, actualmente en manos de los fondos Host y GIC.

El centenario Hotel Palace se pone a la venta por 330 millones

Si hace dos semanas el Hotel Ritz se vendía por 130 millones, su vecino Hotel Palace comienza el proceso para seguir el mismo camino. Y es que los hoteles de cinco estrellas de Madrid parecen estar en el escaparate para los inversores.

En las últimas semanas han comenzado discretos tanteos a inversores para una potencial venta del hotel. La cifra encima de la mesa son 330 millones de euros, la cuantía más alta en este tipo de operaciones en los últimos años, según confirman fuentes del mercado. En la actualidad, el hotel madrileño está gestionado por la enseña Westin.

El Hotel Westin Palace de Madrid actualmente está en manos de una sociedad controlada por Host Hotels & Resorts y el fondo soberano GIC de Singapur. La compra se realizó en 2006, dentro de una operación mucho más amplia a nivel mundial por la que Starwood se desprendió de 35 hoteles.

Un mercado hotelero en movimiento

El mercado hotelero de lujo en Madrid ha vivido en los últimos meses varios movimientos. El último fue el del Hotel Ritz, inaugurado en 1910. El vehículo de inversión de Alicia Koplowitz, Omega Capital, y la cadena Belmond vendieron en mayo este establecimiento a la familia saudí Olayan y al grupo hotelero Mandarin.

Una operación por la que habrían recibido unos 130 millones, recuperando el importe que abonaron en su momento a Meridian. La operación se produjo dos años después de que los propietarios colocaran el cartel de se vende en el inmueble. Por su parte, Omega Capital y la cadena hotelera Belmond habían comprado a partes iguales el inmueble por 125 millones en 2003.

A su vez, hace un año, Katara Hospitality, uno de los fondos de inversión soberanos de Catar, adquirió el Hotel Intercontinental al fondo de inversión catarí GSSG (Ghanim Bin Saad al Saad & Sons Group Holdings) por un importe superior a los 60 millones.

Entonces, en 2006, los inversores pagaron 488 millones de dólares (438 millones de euros) por un paquete que incluía el hotel madrileño, pero también uno en Milán, otro Roma y uno adicional en Reino Unido. En la compra global se estableció que Starwood seguiría manteniendo la gestión hotelera por 20 años bajo sus diferentes marcas, como el caso de Westin.

El fondo Host nació como la rama inmobiliaria de Marriott, de la que se escindió, y con la que controla más de un centenar de hoteles en todo el mundo. Esta firma estableció junto a GIC (el vehículo inversor del Estado de Singapur) dos fondos por el que participa en Europa más de una veintena de establecimientos, entre ellos el Hotel Arts de Barcelona y el icónico edificio madrileño.

El Hotel Palace fue inaugurado en 1912, construido por encargo del rey Alfonso XIII, quien veía que la capital de España se alejaba de un inicial turismo de lujo. Frente a la fuente de Neptuno, del Museo del Prado y del Congreso de los Diputados, presenta una de las mejores ubicaciones de Madrid para un hotel de cinco estrellas.

La última reforma del centenario hotel concluyó hace más de un año, llevada a cabo por la sevillana Chavsa, sobre la fachada del edificio y zonas comunes, pero no sobre el interior y habitaciones.

Fuentes del mercado explican que no existe un mandato explícito de venta de los dueños, pero sí se han dado los primeros tanteos con el precio de 330 millones. Los conocedores de la operación entienden que los fondos internacionales propietarios del establecimiento mantienen una posición financiera suficientemente fuerte como para no precipitarse en la transacción. Por su parte, diversos intermediarios ya han dado a entender a los inversores que esa es la cuantía por la que se podría cerrar un acuerdo.

Precio de mercado

La cifra se sitúa en el precio que se ha pagado por su vecino Ritz. La familia saudí Olayan y al grupo hotelero Mandarin desembolsaron 130 millones (a los que sumar 90 millones de rehabilitación) por un establecimiento con 177 habitaciones. Sin sumar la reforma, pagaron alrededor de 770.000 euros por cada estancia. En el caso del Palace, con 467 habitaciones, este ratio se situaría en 700.000 euros por cada una.

Se sitúa también en ese rango el Hotel Villa Magna de Madrid, que según fuentes del mercado, ha comenzado también su proceso de venta. En esta operación, el precio podría rondar los 140 millones según inversores conocedores de la oferta. Este inmueble, gestionado hasta 2008 por Hyatt, cuenta con 200 habitaciones. Actualmente, está controlado por la sociedad portuguesa Sodim, que lo adquirió en 2001 y lo reformó en 2009.

Normas
Entra en El País para participar