Incorporará 120 copilotos a partir de septiembre

Iberia volverá a contratar pilotos 11 años después con un 66% menos de sueldo

El salario de entrada oscila entre 35.000 y 40.000 euros

El presidente de Iberia, Luis Gallego.
El presidente de Iberia, Luis Gallego. EFE

Iberia abre una nueva convocatoria de empleo 11 años después. Y contratará mucho más barato que en el pasado. Será para incorporar pilotos que cubran tanto el crecimiento de producción, como las 100 progresiones de segundos a comandantes previstas para este año y la salida de 215 voluntarios en el marco del ERE vigente en la compañía, que afecta a un total de 1.427 empleados. La aerolínea busca 120 profesionales, aunque Iberia se asegurará margen al abrir la llamada el próximo mes de julio a 200. Atrás quedan duros conflictos laborales, huelgas incluidas, un importante número de despidos y el riesgo de que la empresa sucumbiera a la crisis y a sus propios costes.

Iberia busca 120 pilotos que entrarían cobrando entre 35.000 y 40.000 €/año

El ambiente en Iberia, que ha abierto este año 30 destinos, está en beneficios y tiene 16 aviones pedidos, se acerca a la euforia. “Este es un nuevo síntoma del crecimiento y planes de desarrollo de Iberia, que se debe en buena parte a los acuerdos laborales firmados el año pasado”, ha explicado hoy el presidente de Iberia, Luis Gallego, en La Habana (Cuba), donde un avión de la compañía volvió a tocar tierra el lunes. El regreso a la isla es para quedarse, después de que la emblemática ruta, operada desde 1949, fuera cancelada en 2013.

En una rueda de prensa en la capital cubana, Gallego ha afirmado que la contratación de pilotos es un hito tan importante como el de la propia apertura y recuperación de rutas. Esta predisposición a la expansión deriva de los pactos laborales del primer trimestre de 2014. En el nuevo convenio ya se incorporó una rebaja salarial del 14% para el escalafón de pilotos. Además, ha subido notablemente su producción.

Los actuales copilotos o segundos cobran una media de 130.000 a 140.000 euros anuales, por los 160.000 euros que vienen a percibir los comandantes, mientras el personal entrante cobrará entre los 35.000 y los 40.000 euros, según datos aportados por Iberia. “Son salarios que están en el mercado y nos permitirán competir en costes con otras aerolíneas como Vueling o Iberia Express”, ha dicho el primer ejecutivo. Los sueldos, por tanto, caen en torno a un 66% en cada una de las contrataciones.

Iberia plantea nuevas rutas, principalmente en Asia y Sudamérica

Iberia tiene a 1.200 pilotos en plantilla y es el alza de producción prevista, del 6,5% anual en asientos ofertados por kilómetro (AKO), la que obliga a contratar. Además, el momento coincide con la formación del personal para la llegada de los 16 nuevos A330 y A350 que volarán las rutas de larga distancia. Solo en combustible, Iberia espera ahorrar un 10% o unos 100 millones anuales por la entrada de aviones de dos motores, que consumen hasta un 15% menos que los actuales A340 de cuatro motores, a los que van a reemplazar.

El tijeretazo a los costes permite a Iberia pensar en nuevos destinos, principalmente en Asia, pero no será aún en 2015. Los próximos hitos, ya anunciados, son la apertura de las nuevas rutas colombianas a Cali y Medellín el próximo 3 de julio. En referencia a un posible interés por Japón, adelantado por la ministra de Fomento, Ana Pastor, en el Foro Cinco Días del 6 de mayo, Iberia sostiene que es una opción.

En la rueda de prensa en La Habana también hubo tiempo para tratar asuntos domésticos. Gallego afirma que espera anunciar la solución para hacer rentable el puente aéreo, entre Madrid y Barcelona, a finales de este mes. Las opciones son abrir base para operar desde Barcelona e incorporar vuelos de Express, Vueling y Air Nostrum, en función de la demanda, para ajustar el número de plazas ofrecidas. Sin embargo, Gallego no ha adelantado la solución definitiva.

El presidente de Iberia también ha sido preguntado por el efecto que puede tener sobre el negocio aéreo el clima de inestabilidad política tras los comicios electorales de mayo: “Nosotros estamos empeñados en el trabajo de reestructurar Iberia, independientemente de quién gobierne. España ha iniciado el camino de la recuperación y solo esperamos que pueda mantenerse. Trabajaremos con lealtad con cualquier Gobierno”, ha explicado.

Sobre el enfrentamiento entre Aena y la CNMC, por retoques a la baja que el regulador pretende introducir en el marco tarifario, Luis Gallego ha optado por la prudencia: “Ya teníamos un pacto con Aena, con el que estábamos moderadamente tranquilos. Aunque siempre preferiremos pagar menos por las tasas, el operador ya nos hablaba de bajadas en el corto plazo”, ha afirmado.

Luis Gallego: “Volar a La Habana nos sale ahora hasta un 40% más barato”

Iberia busca explotar el escenario de distensión de Cuba con EE UU y el interés creciente de los inversores europeos por las oportunidades de negocio suscitadas. Los A330 que enlazan Madrid con la capital cubana cinco veces por semana ofrecen 278 plazas, de las que el 16% se reservan a la clase Business. El cliente Premium, ausente años atrás en una ruta tan turística como esta, es el que rentabiliza el salto del Atlántico por parte de las aerolíneas europeas. Air France prevé operar 13 frecuencias semanales a finales de año, mientras Air Europa compite fuertemente en precios.

En este escenario, Luis Gallego ha asegurado que Iberia ha conseguido una estructura de costes, flexibilidad y producto, con los nuevos interiores de los aviones, que la hace fuerte. “Volvemos a La Habana con dos pilotos por vuelo, y no con tres, gracias al pacto con los pilotos. Este ajuste, junto a la moderación salarial, se suma al 15% de ahorro en combustible que proporciona el A330. Calculo que volar a La Habana nos cuesta ahora entre un 30% y un 40% más barato que hace dos años”, ha indicado.

Normas