Procesa 11.000 cerdos al día

Una fábrica lista para la exportación

Fábrica de Alhama de Murcia propiedad de ElPozo.
Fábrica de Alhama de Murcia propiedad de ElPozo.

Varios kilómetros transcurren desde que se empieza a vislumbrar la fábrica de ElPozo en Alhama de Murcia hasta que se llega a su entrada. Cerca de 4.000 personas de una población de 20.000 trabajan para la fábrica del Grupo Fuertes en la localidad murciana. No lejos de allí, hace 63 años nació la que hoy es una de las principales compañías de alimentación en España.

Es la única fábrica que tiene la marca cárnica. Desde esta población se producen todas las referencias de ElPozo para los mercados en los que trabaja. Al día, en esta planta se procesan 11.000 cabezas de ganado porcino, aunque la capacidad es todavía mayor, pudiendo llegar a las 20.000 de estar a pleno rendimiento. Según explican, con esa posibilidad de crecer se espera cubrir la demanda desde el exterior, que aumenta ejercicio tras ejercicio. La compañía incrementó, solo en 2014, un 25% sus exportaciones.

La buena marcha de ElPozo en el exterior hizo que la empresa elevase sus ingresos un 9,1%, alcanzando los 942 millones de euros. Es la principal enseña del holding empresarial Grupo Fuertes, que factura cerca de 1.400 millones al año, algo que no más de media docena de empresas españolas de alimentación alcanza. El propio conglomerado tiene su sede en la misma fábrica. Sin embargo, Tomás Fuertes, presidente del grupo, avanza que tienen un edificio en Murcia para desplazar allí la administración de la compañía y sus filiales.

Tres décadas

La fábrica tiene 400.000 metros cuadrados de superficie, de los cuales 250.000 están construidos. Hace tres décadas que el grupo se instaló en dicha parcela y, desde entonces, ha ido aumentando las dependencias según crece la labor productiva de la empresa cárnica. Además de cerdo (blanco e ibérico) en la misma planta se elaboran productos vacunos y de pavo.

Al día, 1.500 toneladas de alimentos salen desde la localidad murciana hacia toda España y sus mercados internacionales. Prácticamente esta en funcionamiento todo el día. Se realizan dos turnos en la división de frescos y tres en los elaborados. Las instalaciones incluyen, además, servicios para los trabajadores como clínicas médicas, cafeterías, gimnasio, polideportivo e, incluso, una guardería para los hijos de los empleados.

La empresa intenta contar siempre con la última tecnología en maquinaria para la producción en la fábrica. Buena parte del proceso está mecanizado, incluyendo varios kilómetros de cinta aérea que transporta las piezas de estancia en estancia para el despiece y el tratamiento de cada parte del cerdo.

Hasta hace poco tiempo, la empresa focalizaba en dicha planta toda la producción. Sin embargo, el acuerdo logrado entre el Grupo Fuertes y el Grupo Cherkizovo para crear la compañía Tambovskaya Indeika hará que se comience con la producción de pavo en dicho país. Se espera que se creen sinergias con la producción que ya se realiza en España. El acuerdo supone una inversión de 126 millones de euros y la creación de 1.000 nuevos puestos de trabajo directos. La producción anual prevista, en un primer momento, ascenderá a 25-30 mil toneladas de carne, aumentando en el futuro la capacidad del complejo hasta las 50 mil toneladas.

Cuando este plan se concrete y se comiencen a ver los resultados, el grupo español espera poder llevar a cabo nuevas iniciativas en otros mercados. Aunque como avanza Tomás Fuertes, esto se produciría más adelante y no en futuro cercano.

Normas