El crecimiento supera en una décima lo previsto

Consumo y gasto público tiran del PIB, que crece un 2,7% anual

La economía española creció un 0,9% en el primer trimestre del año, dos décimas más de lo que lo hizo en el trimestre anterior, gracias al consumo, especialmente de las administraciones públicas, la inversión y un mejor comportamiento del sector exterior, según la Contabilidad Nacional Trimestral publicada este jueves por el Instituto Nacional de Estadística (INE). En tasa interanual, el PIB creció un 2,7% en el primer trimestre, siete décimas más que en el trimestre anterior y una décima por encima del dato avanzado por Estadística a finales de abril.

El consumo de los hogares, de las instituciones sin fines de lucro y de las administraciones públicas mostraron crecimientos del 3,5%, del 1,9% y del 0,1%, respectivamente, mejorando en los tres casos las cifras del trimestre anterior (una décima los hogares y las instituciones sin fines de lucro y seis en el caso del sector público). El consumo aumenta al mayor ritmo desde 2008.

La masa salarial crece al 4,1% al haber más ocupados y aumentar el 0,9% la remuneración media

La inversión también aceleró, al situarse en el 6%, nueve décimas más, gracias al empuje de la inversión en construcción, que aumentó un 4,9%. En bienes de equipo, la inversión se incrementó un 9,4% en tasa interanual, casi un punto menos que en el trimestre anterior. Las exportaciones, por su lado, se aceleraron un punto, hasta el 5,7%, y las importaciones redujeron tres décimas su avance interanual, hasta el 7,4%.

La aceleración del PIB, siete décimas en tres meses, es consecuencia tanto de una mayor aportación de la demanda nacional (3 puntos frente a 2,7 puntos en el trimestre anterior) y de una menor aportación negativa de la demanda externa (-0,3 puntos frente a -0,7). Con el repunte trimestral del PIB entre enero y marzo se encadenan ya siete trimestres de avances, mientras que la tasa interanual acumula seis trimestres en positivo.

El gasto de las administraciones públicas se acelera del 1% al 1,6%

Este crecimiento se está trasladando al mercado laboral: el INE calcula un crecimiento de 485.000 puestos de trabajo equivalentes a tiempo completo, un aumento interanual del 2,8%. En cálculo difiere en unas 20.000 personas de la EPA porque el INE computa cada trabajo a media jornada como medio trabajo. No obstante, la jornada media asociada ha bajado, luego las horas trabajadas han crecido el 1,9%, una décima menos que el trimestre anterior. Los beneficios empresariales han crecido el 3,2%, tras estar en rojo el trimestre anterior.

La mejora del empleo permite, además, el aumento de la remuneraciónde los asalariados: aumenta un 4,1%, mejor dato desde 2008, frente al 2,4% del año anterior. Además del número de empleados, aumenta un 1,4% la remuneración media por trabajador, pasando del -0,5% al 0,.9% interanual.

En cuanto al comportamiento de los sectores, destaca la pujanza de la construcción, cuyo valor añadido (medida del PIB a nivel sectorial) crece a un ritmo del 5,8%, aunque la industria también acelera hasta el 2,7%. El empleo en la construcción aumenta a un ritmo de más del 9%, desconocido dese 2000.

Normas
Entra en El País para participar