Las acciones cerraron ayer a 1,18 euros y el precio de referencia es de 1,51 euros

El Gobierno aparca hasta después de las generales la venta de Bankia

José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia
José Ignacio Goirigolzarri, presidente de Bankia

El objetivo del Gobierno de Mariano Rajoy de vender pequeños paquetes de Bankia para no llegar a agotar la fecha tope para su privatización, que vence en 2017, se complica. Varias fuentes consultadas aseguran que salvo un salto inesperado de la acción de Bankia a 1,5 euros el Ejecutivo ha decidido dejar para la próxima legislatura nuevas colocaciones de la entidad.

El Gobierno central no encuentra el momento para realizar una nueva colocación de acciones de BFA-Bankia similar a la que realizó en febrero del pasado año, fecha en la que vendió un 7,5% del banco a inversores institucionales. Con esa operación, el Estado logró unos ingresos de 1.304 millones de euros (la venta supuso unos ingresos totales de 1.365 millones de euros), de los que 136 millones de euros fueron plusvalías.

El precio de esa colocación fue de 1,51 euros por acción, lo que suponía un descuento del 4,4% respecto a los 1,58 euros con los que había cerrado un día antes. Poco después estos títulos subieron a 1,6 euros, el precio más alto obtenido por las acciones de Bankia desde su nacionalización. Pero desde entonces estos papeles han sufrido un descenso que han impedido al Gobierno realizar nuevas ventas, ya que el precio de referencia es de 1,5 euros por acción, según han insistido reiteradamente tanto el propio Rajoy como el ministro de Economía, Luis de Guindos. Vender por debajo de esta cantidad sería considerado un fracaso y sería imposible devolver todas las ayudas públicas recibidas por la entidad.

Hay que tener en cuenta que tanto el Gobierno –que posee a través de BFA el 63,101% del capital social de Bankia– como José Ignacio Goirigolzarri, presidente del banco, se han comprometido a devolver el dinero público inyectado en la entidad y que ascienden en total a 22.424 millones de euros.

Prevé cerrar la venta de City a BCI en un mes

José Ignacio Goirigolzarri confía en cerrar en junio la venta de la filial en EE UU, City National Bank, al chileno BCI, aunque si no es así, el grupo español estudiará otras opciones. Esta operación, anunciada hace dos años, no se ha cerrado por las dudas que ha puesto EE UU al comprador. Goirigolzarri hizo estas declaraciones en la presentación del Proyecto de Formación Profesional dual del sector financiero para formar a profesionales de banca, acordado con dos centros educativos de Valencia y uno de Madrid. 50 estudiantes realizarán en Bankia así parte de su formación.

Pero los títulos de la entidad no logran remontar, pese a que en febrero BFA-Bankia decidió provisionar 780 millones de euros con cargo a los resultados de 2014. Este importe es el máximo que se estima a pagar en el peor de los escenarios respecto a las demandas de la salida a Bolsa del banco en julio de 2011. Con esta dotación la entidad quería despejar de una vez las dudas sobre su capacidad para hacer frente a las previsibles demandas civiles, pero la acción no ha conseguido impulsarse. Los títulos de Bankia cerraron ayer a 1,18 euros.

Los analistas consideran que el precio objetivo de la acción de Bankia está entorno a los 1,25 euros que le da Credit Suisse, o los 1,30 euros de Société Générale y de Renta 4, o los 1,4 euros de JP Morgan.

Ante el bajo precio y el complicado panorama electoral, en el que se incluyen las elecciones municipales y autonómicas celebradas el domingo y que han dado un vuelco radical al mapa político, y las elecciones generales que podrían llevarse a cabo en diciembre o a principios de 2016, hacen casi inviable la colocación de otro paquete de Bankia este año, señalan varias fuentes financieras conocedoras de los planes del Gobierno.

Estas mismas fuentes aseguran que el Ejecutivo ya ha descartado la privatización de Bankia en esta legislatura, aunque entre sus planes iniciales estaba su venta total entre este año y principios del próximo, ya que no quería apurar los plazos de Bruselas, que fijan su privatización y la de BMN en 2017. “De esta forma se pasará la pelota al tejado del siguiente Gobierno”, señalan las mismas fuentes.

Las presiones de la Comisión Europea para que se privaticen ambas entidades lo antes posible tampoco tienen efecto. Economía señala que hay un protocolo firmado con la fecha tope de su venta, que cumple en 2017 y hasta entonces “hay tiempo”.

En la última sesión de control al Gobierno del pasado 13 de mayo Rajoy declaró que “privatizaremos Bankia en el momento en el que ese valor sea el mejor en el mercado”. De esta forma evitaba dar una fecha. Pocas semanas antes, el pasado 30 de marzo, Luis de Guindos señaló durante su participación en el Foro CincoDías que “Bankia valdrá mucho más en Bolsa en los próximos trimestres”. Consideraba que el valor de Bankia reflejaría la mejoría de la economía española. De momento, medidas como el reparto del primer dividendo de Bankia este año no ha hecho remontar la acción de la entidad financiera.

Normas