Ofrece 1.400 millones, tras el visto bueno del Ejecutivo irlandés

IAG lanza la opa sobre el 100% de Aer Lingus

Aviones de Aer Lingus estacionados en el aeropuerto de Dublín.
Aviones de Aer Lingus estacionados en el aeropuerto de Dublín.

El grupo IAG, entidad propietaria de las aerolíneas Iberia y British Airways, comunicó ayer a la CNMV su intención de formular una opa, a través de su filial participada al 100%, AERL Holding Limited, sobre la totalidad del capital de la aerolínea irlandesa Aer Lingus.

Según el documento, la operación se formulará como una compraventa en metálico, siendo la contraprestación de 2,55 euros por acción (que incluye un pago efectivo de 2,50 euros por acción y el pago de un dividendo de 0,05 euros). A este precio el importe total aproximado de la transacción es de 1.400 millones de euros.

De acuerdo con el documento depositado en el regulador bursátil, los consejeros independientes de Aer Lingus, asesorados por Goldman Sachs, en lo que se refiere a las condiciones financieras de la oferta, consideran que ésta es justa y razonable. “Consecuentemente estos consejeros tienen la intención de recomendar por unanimidad que sus accionistas acepten la oferta”, subraya.

La operación, según lo descrito en los documentos citados, representa una prima del 40,1% sobre el precio de cierre de 1,82 euros por acción de Aer Lingus el 17 de diciembre de 2014 (último día de negociación antes del comienzo del periodo de la oferta), y un 76,5% sobre el precio medio ponderado por volumen de 1,44 euros por título en el periodo de seis meses que finalizó el 17 de diciembre de 2014.

Fundamento estratégico

En paralelo, “el consejo de administración de IAG ha considerado que la adquisición de Aer Lingus tiene un fundamento estratégico y financiero claro para el grupo IAG a un precio atractivo para los accionistas de Aer Lingus”. Ademas explica que se espera que “la adquisición proporcione beneficios significativos para los clientes tanto de IAG como de Aer Lingus a través de una red mejorada, especialmente a Norteamérica, utilizando Dublín como hub de entrada natural para las rutas transatlánticas. Además, espera que la transacción reporte beneficios financieros atractivos y cree valor para los accionistas de IAG”.

IAG precisa en su documento que el Gobierno de Irlanda ha declarado que apoya la oferta y, por tanto venderá el 25% que controla en la sociedad. Además asegura que está condicionada a que la instrumental reciba aceptaciones de al menos el 90% del capital de la irlandesa.

IAG deja constancia en la documentación remitida a la CNMV que reconoce “la importancia de la marca Aer Lingus y de los servicios aéreos directos y la conectividad para la inversión y el turismo en Irlanda”. Por ello ha acordado las bases de unos compromisos legalmente vinculantes con el Gobierno de Irlanda que aseguren que:
1) Aer Lingus mantendrá sus actuales slots en el aeropuerto de Londres Heathrow.

2) Aer Lingus operará sus actuales frecuencias diarias programadas de invierno y verano entre Londres Heathrow y Dublín, Cork y Shannon durante al menos siete años tras la adquisición, y durante los primeros cinco años tras la adquisición, sus restantes slots en Londres Heathrow en rutas hacia/desde aeropuertos en la isla de Irlanda.

3) Por último, el grupo Aer Lingus operará todos sus servicios aéreos de transporte de pasajeros programados bajo la marca Aer Lingus, y mantendrá la enseña Aer Lingus como su nombre registrado y su sede y lugar de constitución en la República de Irlanda.

Willie Walsh, consejero delegado de IAG ha asegurado que: “Aer Lingus, Irlanda e IAG se beneficiarán de esta operación. Aer Lingus mantendrá el control de su marca y operaciones, al mismo tiempo que se reforzará como parte de un grupo de aerolíneas rentable y sostenible en una industria en consolidación. Las conexiones aéreas vitales de Irlanda con Europa y Norteamérica se reforzarán, creando nuevos empleos, con solidas garantías sobre la titularidad de Aer Lingus sobre sus slots en Heathrow y su uso en vuelos a Dublín, Cork y Shannon. La adquisición de Aer Lingus añadiría una cuarta aerolínea competitiva y eficiente en costes a IAG, permitiéndonos desarrollar nuestra red utilizando Dublín como hub entre el Reino Unido, Europa continental y Norteamérica, generando valor financiero adicional para nuestros accionistas.”

Por su parte, Colm Barrington, presidente de Aer Lingus ha precisado: "Es una transacción atractiva para Aer Lingus, sus accionistas, sus empleados, sus clientes y para Irlanda. Los accionistas obtendrán una interesante rentabilidad a través de la prima que la oferta de IAG supone sobre el precio de nuestra acción inmediatamente antes del anuncio de la oferta de IAG. La empresa va a cosechar los beneficios comerciales y estratégicos de formar parte del Grupo IAG, mucho más grande y diversificado a nivel mundial, así como de ser miembro de la alianza Oneworld de 17 aerolíneas que, en conjunto, transportan a más de 500 millones de pasajeros".

"Este acceso a una mayor escala mundial —precisa— acelerará el crecimiento en toda nuestra red, mejorará la posición de Irlanda como puerta de entrada natural que conecta Europa y Norteamérica, ofrecerá al turismo irlandés acceso a los principales flujos de tráfico y a programas de fidelización de clientes y mejorará el acceso para intereses comerciales y a los flujos de carga. Esto, a su vez, dará lugar a un aumento de empleos en Aer Lingus, en las actividades de apoyo y en el sector del turismo y, muy importante, fortalecerá la conectividad desde y hacia Irlanda”.

 

Normas