El selectivo desciende un 2% al cierre

El Ibex cae un 2% afectado por Grecia y la resaca electoral

Evolución del selectivo en lo que va de 2015
Evolución del selectivo en lo que va de 2015

Un día después de que el mapa electoral español ampliara su escala cromática con los colores de los nuevos partidos en las elecciones municipales y autonómicas, la Bolsa se ha teñido de rojo. El Ibex 35 cede un 2,01% hasta los 11.322,3 puntos, su mayor descenso desde principios de mes, con la banca y los sectores regulados como los valores más castigados.

IBEX 35 7.082,50 1,88%

Aun así, la sesión no es del todo válida para extraer conclusiones sobre la lectura del mercado del resultado electoral porque de fondo sigue la inestabilidad en Grecia y porque las Bolsas de Estados Unidos, Reino Unido y Alemania cierran por festivo, de forma que el volumen de contratación es menor al de un día normal. Será mañana cuando se conozca el veredicto de los grandes inversores internacionales al fragmentado escenario parlamentario que arrojan las elecciones.

Dentro del Ibex, las mayores caídas han sido las de Endesa (-4,08%), Enagás (-3,84%), Sacyr, (-3,67%) y Mediaset (-3,66%). En el sector bancario el rojo es también es color predominante al cierre de sesión. El mayor descenso entre las entidades financieras es el de Popular, que cae un 3,44%. También ceden Sabadell (-2,81%), Bankia (-2,47%), Bankinter (-2,43%), CaixaBank (-2,37%), Santander (-2,13%) y BBVA (-2,09%).

Barclays destaca en una nota publicada hoy que “lo más importante de las elecciones es lo que aprenderemos en los próximos días o semanas sobre el comportamiento de los cuatro grandes partidos (PP, PSOE, Podemos y Ciudadanos), ya que hay pocas mayorías absolutas”. La firma británica señala que los dos nuevos partidos serán decisivos en la formación de Gobierno, “especialmente Podemos”, y afirma que el PSOE podría pactar tanto con la formación morada como con la naranja, mientras que el PP solo estaría en disposición de unirse con Ciudadanos. “Una gran coalición, aunque posible, parece improbable”, concluyen.

Como hoy es festivo en media Europa y también en Estados Unidos, la mayoría de los bancos de inversión publicarán mañana sus conclusiones sobre las elecciones. Los expertos consultados se dividen entre quienes creen que el descenso sufrido hoy por la Bolsa española será solo temporal hasta que se aclaren los posibles pactos post electorales y los que consideran que el auge de Podemos devolverá el temor a los grandes inversores, un miedo que se había disipado en buena medida tras el tercer puesto del partido encabezado por Pablo Iglesias en los comicios andaluces. Tras aquellas elecciones, el Ibex subió un 1,02%.

Más volatilidad

Ángel Pérez, analista de Renta 4, considera que “el escenario actual de fragmentación política estaba en su mayor parte descontado por los inversores”. Pérez piensa que “la volatilidad será mayor hasta que se vayan conformando los Gobiernos autonómicos, pero creemos que los recortes son, en general, oportunidades de compra”.

Menos optimista se muestra Juan Gómez Bada, socio y director de Avantage Capital y gestor del fondo Avantage, quien también augura un incremento de la volatilidad en las Bolsas en el corto plazo y afirma que “los mercados siempre valoran de forma negativa los cambios, y más aún cuando son hacia la izquierda”. En su opinión, “los inversores tienen puestas las luces largas de cara a las generales de fin de año porque es el Gobierno central el que legisla sobre las compañías cotizadas. La normativa autonómica, como mucho, podría afectar a alguna farmacéutica”.

En el mercado secundario de deuda la reacción de los inversores a las elecciones municipales en España es mucho menos pesimista que en las Bolsas. La rentabilidad del bono español a diez años, inversa a su precio, avanza ligeramente hasta el 1,81%, con la prima de riesgo en los 120 puntos básicos, apenas tres puntos más que al comienzo de la sesión.

Cuenta atrás en Grecia

Además de la jornada festiva en las principales plazas europeas, el otro factor que dificulta la interpretación de la reacción de los inversores a las elecciones del domingo es Grecia. Siempre Grecia. Con el país a punto de quedarse sin liquidez, toda la periferia Europa sufre un efecto contagio porque Grecia anunció este fin de semana que no podrá pagar al FMI el 5 de junio si no hay acuerdo. El FTSE Mib italiano cae un 1,75% y el PSI 20 portugués, un 1,77%. Menos preocupado por las turbulencias helenas se muestra el Cac francés, que desciende un 0,52%.

Los expertos de Link Securities indican que “si Grecia se ve finalmente abocada a la suspensión de pagos, entendemos que generará tensiones en los mercados europeos de renta variable y de renta fija, aunque es difícil determinar hasta qué medida”. De momento, hoy el Ase heleno cae un 3,11% y el interés de su deuda a una década sube hasta el 11,51%.

El fuerte descenso del Ibex llega en una sesión con la que las Bolsas europeas han contado con una notable depreciación del euro. La moneda única baja hasta los 1,09 dólares. A pesar de que la debilidad del euro, motivada por las declaraciones de Janet Yellen, presidenta de la Fed, el viernes en las que afirmó que el banco central subirá los tipos de interés antes de final de año, es positiva para las Bolsas del Viejo Continente, hoy ha pesado mucho más en los parqués la incertidumbre sobre Grecia.

Normas
Entra en El País para participar