Gabriel Subías, consejero delegado de Viajes Barceló

“Ofreceremos alojamiento en casas en Cuba”

Gabriel Subías, consejero delegado de Barceló Viajes.
Gabriel Subías, consejero delegado de Barceló Viajes.

El turismo va en el ADN del mallorquín Gabriel Subías (1966), que desde 2011 dirige la división de viajes del grupo Barceló y que antes pasó por Iberostar y Orizonia. El ejecutivo, encargado de dirigir la agencia de viajes, la aerolínea Evelop y los turoperadores Jolidey, Quelónea y la Cuarta Isla, acaba de poner en marcha el cambio de nombre de Barceló Viajes a B the Travel Brand, que define como “la punta del iceberg para ampliar nuestra propuesta al cliente”. Además, la empresa estudia entrar en el mercado de la vivienda vacacional en destinos como Cuba.

Barceló Viajes compite junto con Globalia en la puja por los viajes del Imserso, frente a las ofertas presentadas por Logitravel o por Mundiplan (Iberia, Alsa, Gowaii e IAG7). ¿Qué espera de la subasta?

¡Esperamos ganarla! Y si no, la ejecutará otro. Un concurso público es un concurso público, lo puedes ganar o perder y nuestro proyecto seguirá igual. Creo que nuestra oferta técnica es muy buena. La Administración tiene hasta final de mes para que salga; saldrá cuando pase un poco la resaca electoral me imagino. Hemos presentado un escrito alegando que no se puede presentar alguien que no sea agencia de viajes –en referencia a la presentada por Mundiplan–, pero doctores tiene la Iglesia…

¿Qué pretende lograr con el cambio de marca de Barceló Viajes a B the Travel Brand en las agencias de viajes?

Tenemos un espectro bastante amplio de clientes, pero hay un tipo que necesita ver que su socio, su compañero de viaje evoluciona. El viajero cambia y nosotros cambiamos con él. No queremos quedarnos anclados en lo de toda la vida.

El viajero está apostando por los pisos turísticos, ¿entrarán ahí?

Si el cliente lo pide, lo haremos. Ya estamos buscando fórmulas en algún destino, como Cuba, de coger habitaciones en casas.

¿Quieren ser el Airbnb español?

Airbnb es otra historia. Lo que estamos haciendo es, en algunos destinos donde realmente queremos que hay opciones, estudiamos coger determinadas habitaciones en casas, dotarlas de un equipamiento mínimo estándar y comercializarlas. Cuba ahora mismo no tiene otra solución, además, el español lo lleva haciendo por su cuenta muchos años. La diferencia es que antes el Gobierno lo veía con malos ojos y ahora lo ven mejor.

La agencia de viajes tiene más de 650 puntos de venta en España, ¿cuál es su futuro?

En su momento optamos por la cercanía, por tener muchos puntos de venta pequeños, pero no creo que ahora tenga que ser así. Aún no sé si acabaremos con menos puntos de venta o si apostaremos por tiendas más grandes y en localizaciones más principales. Creceremos en función de las oportunidades que encontremos. No nos faltan puntos de venta, ahora lo que nos falta es internacionalizarnos.

Preparan nuevos formatos para sus puntos de venta, ¿dónde y cuándo estarán operativos?

El 20 de junio abriremos la primera tienda premium en Madrid, que tiene unos 200 metros cuadrados y que atenderá a un cliente que hace un consumo de viajes en la banda alta. Es un primer paso de segmentación de nuestros clientes. Estará en Madrid, en la confluencia de las calles Alberto Alcocer y Padre Damián. También estamos preparando una flagship de 700 metros cuadrados que será el escaparate de toda la empresa. Se abrirá en agosto, también en Madrid, en José Abascal esquina con Castellana y esperamos que sea en un punto de encuentro. Seguramente abriremos otra premium pronto, en Barcelona, y después veremos cómo evolucionan y si somos capaces de especializar el punto de venta.

Dentro de esa segmentación del cliente, ¿qué papel tendrá internet?

Queremos acabar teniendo dos grandes líneas diferenciadas en internet. Por un lado, B The Travel Brand y por otro lado, una agencia de viajes online con otra marca totalmente distinta que compita con el resto de OTAS y que seguramente estará operativa para el primer semestre de 2016. Será entonces cuando estaremos dispuestos de entrar en la guerra de las agencias de viajes online, compitiendo con Logitravel, Destinia, Muchoviaje o Atrápalo.

“Caribe y costas son claves este año”

¿Cómo se plantea el verano para la industria turística española?

Será muy buen verano. Tenemos un pequeño problema porque el numero de destinos disponibles para nuestro cliente no es muy grande. Caribe y costas para el mercado español van a ser claves, como lo son cruceros y Disney, que son ahora mismo los productos estrella. Baleares y Canarias van a tener altas ocupaciones pero estará complicado porque los turoperadores europeos están pidiendo muchas camas por los problemas políticos del norte de África.

¿Les están quitando los turoperadores europeos una parte del pastel en Baleares y Canarias?

Claro, cuando los turoperadores europeos crecen mucho nos quitan disponibilidad, y se está notando. La fortaleza del mercado europeo dificulta al nacional, porque el español tiene menor poder adquisitivo que el turista alemán.

¿Será 2015 otro año récord para el sector?

Sí, otra cosa es que los parámetros y las rentabilidades de inversión aún sean bajas. Será mucho mejor que el año pasado y este fue mejor que el anterior, sin duda. Hoy vemos mucho más indicador verde que rojo. La recuperación económica para las agencias de viajes es un hecho.

Barceló cuenta con la aerolínea Evelop, ¿hacia dónde va la compañía?

Es un departamento de transporte, su negocio no es el de una compañía aérea aislada. En cuanto tenemos volumen lo apalancamos con nuestro propio transporte pero no abrimos rutas pensando en quién venderá los billetes. Empezamos con tres aviones y ahora tenemos cuatro y acabamos de firmar un aparato nuevo, un A330, que viene para 12 años y que se entrega en octubre. Crecemos no solo en aviones sino en modelos de que nos permitan ser más eficientes.

¿Qué papel tiene Portugal dentro de la compañía?

En Portugal estamos abriendo ahora la red minorista. Este año acabaremos con seis o siete puntos de venta y la idea es llegar a entre 15 y 20 en los tres próximos años.

“Estábamos limitados por la marca Barceló”

La división de viajes del grupo Barceló está protagonizando en las últimas semanas un cambio de marca de sus puntos de venta, en el que Barceló Viajes ha pasado a ser B The Travel Brand. “Un cambio de marca es la punta del iceberg de una serie de cosas que llevamos haciendo desde que aterrizamos hace tres años en esta casa”, explica Subías, que apunta que el posicionamiento de la enseña estaba condicionado al de Barceló Hoteles. “Por mucho que el accionista sea el mismo, esto te limita”. El ejecutivo reconoce que “no queremos renunciar a lo que hemos creado hasta ahora, y por eso mantenemos el color, la B, pero si queremos transmitir tanto a los clientes como al equipo que algo está pasando en Barceló Viajes”.

La empresa invertirá entre cuatro y cinco millones de euros para el cambio de imagen en sus más de 650 oficinas. “Hemos cambiado los rótulos, ahora estamos con los escaparates y luego adaptaremos el interior. Pero nuestro proyecto es más de software que de hardware. El cliente no pide una tienda bonita, sino que le ayude en todas las fases del viaje”, asegura Subías.

Desde su llegada a la división de viajes de Barceló, esta ha pasado de facturar en torno a 300 millones de euros a unos 1.150 y a ampliar su plantilla desde los 750 a los 2.200 trabajadores. “Hemos dado la vuelta a la empresa y creo que en aún dará un salto cuantitativo”, afirma el empresario, que para este año prevé un incremento de los ingresos superior al 15%. “Los primeros cuatro meses del año hemos crecido entorno a un 15% y en verano estaremos por encima”, apuesta.

Normas