La norma autonómica exige superar el 5% de los votos para acceder al reparto de escaños

Gabilondo sería presidente con la ley electoral del Estado

Si el umbral estuviera en el 3%, como en las elecciones generales, las izquierdas sumarían mayoría

Un escaño ha decantado la balanza en la Comunidad de Madrid. La candidata del PP, Cristina Cifuentes, ganó las elecciones y obtuvo 48 diputados, que sumados a los 17 de Ciudadanos le otorgan la mayoría absoluta, establecida en 65 escaños. Si bien la formación de Albert Rivera descarta entrar en el Gobierno autonómico, todo apunta que permitirá la investidura de Cifuentes. El PSOE encabezado por Ángel Gabilondo logró 35 escaños y, con los 26 de Podemos, se quedó a uno de la mayoría.

Izquierda Unida no alcanzó el mínimo para acceder al reparto de escaños. La legislación autonómica exige obtener al menos el 5% de los votos y Luis García Montero logró el 4,14%. Se trata de un umbral exigente. En la norma electoral para los comicios generales, la barrera electoral está fijada en el 3%, porcentaje que también se aplica en Asturias, Cataluña, Navarra, País Vasco o Castilla y León. ¿Qué hubiera sucedido si en Madrid el porcentaje mínimo de votos para acceder al reparto de escaños estuviera en el 3%?

                                     Elecciones autonómicas a la Comunidad de Madrid


Cómo se observa en el gráfico, con una barrera electoral del 3%, Izquierda Unida habría logrado cinco escaños. El Partido Popular y el PSOE perderían dos y se quedarían con 46 y 35 escaños, respectivamente. Podemos pasaría de 27 a 26 representantes y Ciudadanos se quedaría con los mismos 17 diputados. Con esta situación, PSOE, Podemos e Izquierda Unida sumarían 66 escaños y lograrían mayoría absoluta. Los tres candidatos se mostraron dispuestos a unir sus fuerzas tras las elecciones para desbancar al Partido Popular. Así, no parece exagerado decir que la barrera electoral del 5% explica que Ángel Gabilondo no haya logrado convertirse en presidente de la Comunidad de Madrid. Con la excepción de Izquierda Unida, ningún otro partido lograría representación si el umbral de entrada se hubiera fijado en el 3%. La sexta fuerza más votada fue UPyD, con el 2% de los votos.

Voces desde la izquierda lamentan que la formación de Alberto Garzón y Pablo Iglesias no hubieran llegado a un pacto para concurrir juntos y sumar esfuerzos. ¿Qué habría sucedido si los votos por separado de Podemos e Izquierda Unida hubieran ido a una misma candidatura? Esta hipotética formación habría logrado 31 escaños (frente a los 27 de Podemos). Y, en este caso, también la suma con el PSOE daría la mayoría a las formaciones de izquierda.

En cambio, en el ayuntamiento de Madrid, si los votos de Izquierda Unida hubieran ido al proyecto de Ahora Madrid liderado por Manuela Carmen, el resultado global no habría variado. Es decir, el PP mantendría lo 21 escaños, seguido de Ahora Madrid (20), PSOE (9) y Ciudadanos (7). En las municipales, Izquierda Unida no alcanzó ni el 2% de los votos.

Normas