Busca ser una alterativa a la banca tradicional

Rocket Internet entra en la guerra por la financiación a pymes y autónomos

Diego Bestard, director general de Spotcap en España.
Diego Bestard, director general de Spotcap en España.

La banca tradicional no tiene ni la velocidad ni la facilidad para adaptarse a las necesidades de financiación de pymes y autónomos”, apunta Diego Bestard, director general de Spotcap en España, que desde septiembre de 2014 lidera una plataforma de financiación alternativa puesta en marcha por el grupo de comercio electrónico alemán Rocket Internet, propietario de empresas como Zalando o La Nevera Roja.

“Spotcap es la primera plataforma online que financia liquidez a pymes y autónomos”, asegura Bestard. “A diferencia de los créditos rápidos, nosotros lo que ofrecemos es liquidez solo para pymes y autónomos. Para ello, hemos desarrollado una plataforma online que con tres pasos estudia la capacidad de pago del cliente para casos puntuales”.

3,5%

es el tipo fijo de interés máximo que aplica. Cobra otra comisión en los dos primeros meses.

A través de la plataforma, el potencial cliente facilita información básica, como nombre, CIF, localidad en la que se ubica, la industria a la que pertenece y su facturación. Spotcap recoge esos datos y por medio de un algoritmo calcula “la capacidad de pago del cliente y da la línea de crédito en cuestión de horas”. Todo ello, con un tipo de interés fijo que oscila entre el 0,5% y el 3% mensual. Adicionalmente, durante los dos primeros meses de la disposición cobra una comisión que va del 1% al 5%. “No tenemos comisión de apertura ni de disponibilidad. Tú haces la disposición según la necesitas”, destaca el responsable de la plataforma en España.

La cantidad que el cliente puede solicitar oscila entre los 500 y los 100.000 euros, aunque hasta la fecha el importe medio de las líneas de crédito concedidas, más de 2.000 desde septiembre, asciende a unos 12.000 euros.

Como condición para acceder a la financiación, Spotcap pide que la empresa tenga como mínimo una antigüedad de nueve meses: “Lo que nos importa es el día a día de la empresa y sus números reales de los últimos meses, no lo que ha ocurrido en los últimos años”, recalca Bestard que busca así diferenciarse de la banca tradicional, “que se basa en el historial crediticio de los clientes”.

El importe concedido oscila entre los 500 y los 100.000 euros

Hasta la fecha, la firma no ha tenido ningún caso de impago. El ejecutivo indica que “a diferencia de la banca, nuestras líneas de crédito no tienen garantías ni avales personales” y desvela que en caso de que se produzca el impago, “lo primero que intentaremos es comprender qué ha pasado y tratar de llegar a un acuerdo para reestructurar esa deuda”. Si este camino fracasa, seguiría “los cauces tradicionales de recobro”.

Aunque el origen de Spotcap es alemán, Rocket Internet ha visto en España su principal centro de actuación, justo en un momento en el que la banca abría el grifo del crédito. “Cuando analizamos el mercado vimos que España era uno de los países más golpeados por la falta de liquidez y es un país en el que micropymes y autónomos son el principal motor económico”. Además, recientemente se ha implantado en Holanda y su vocación es convertirse en una empresa internacional.

Por el momento, la incubadora Rocket Internet ha inyectado capital en la empresa a través de dos rondas de financiación. Una primera de 13,5 millones, en la que también participaron los fondos Access Industries y Holtzbrinck, y una segunda de cinco millones, dedicada a “financiar las líneas de crédito de nuestros clientes”. Bestard no considera que la plataforma sea una competencia para el sector bancario tradicional, sino un complemento. “Nos miran con curiosidad pero somos muy pequeños frente a los gigantes bancarios”.

Normas