Nueve razones para decir adiós a la caja registradora

La caja registradora aporta un aire romántico y tradicional a las tiendas, sin embargo, la competencia y los nuevos hábitos de compra hacen que se instauren alternativas y herramientas que faciliten el día a día en el negocio.

Nueve razones para decir adiós a la caja registradora

La caja registradora es el sistema clásico para pagar en los comercios. Con el paso del tiempo han ido cambiando, introduciendo nuevas prestaciones, sin embargo, no cabe duda que el encanto de las cajas más antiguas siguen dando un aire especial a las tiendas más tradicionales. Pero lo cierto es que la competitividad ha crecido y los hábitos de compra han cambiado, por lo que se hace necesario modificar las herramientas de trabajo, por muy romántica que puedan parecer.

Ventajas de los nuevos sistemas de gestión online de negocios

Hoy día existen alternativas a la caja registradora que permiten gestionar mejor un negocio en lo que a gastos y pagos se refiere. Soluciones online capaces de aportar toda una serie de datos sobre nuestros clientes, la facturación, stock, gestión de precios, etc.

Estas nuevas soluciones aportan una serie de ventajas para la empresa que, por romántica que nos parezca, dejará de lado a la caja registradora:

  1. Permiten tener más controlados a los clientes, almacenando las hasta un millón de fichas con sus datos, que pueden servir a la empresa para su estrategia.
  2. De igual manera, en el caso de contar con agentes comerciales, estas herramientas da la posibilidad de controlar sus comisiones, sus datos, etc.
  3. Los proveedores del negocio y los datos necesarios, así como los comentarios valorativos también pueden almacenarse en estas nuevas aplicaciones.
  4. Facilitan el trabajo diario y lo hace más sencillo. Además, optimiza la productividad y facilita el aprendizaje de nuevos usuarios.
  5. Para controlar el stock de un comercio, estas soluciones permiten agregar códigos alfanuméricos, agruparlo por sectores o propiedades, en función de las necesidades, incluir descripciones, informar sobre el stock disponible, etc.
  6. En línea con lo anterior, existe la opción de multi-almacén, es decir, tener los que sean necesarios para tener controlado el stock.
  7. Contiene, además, un sistema de trazabilidad, que identifica un artículo rápidamente y le hace un seguimiento para estudios internos de la empresa.
  8. Integran un sistema de actualización automática de precios de compra y de venta. Tanto para los precios de venta al público, como el de los proveedores.
  9. En los casos de rebajas, también se pueden gestionar a través de estos sistemas, en los que e sposible clasificar por volumen de venta, por productos, etc.
Normas
Entra en El País para participar