Advierte que puede dañar la competitividad de la industria

El CES alerta del impacto negativo del incremento de importaciones

Pide que se promocione la compra de productos industriales made in spain

Reclama más recursos para impulsar la formación y la innovación

Trabajadores en la planta de Ford en Almussafes (Valencia).
Trabajadores en la planta de Ford en Almussafes (Valencia).

La caída del precio del petróleo ha ejercido un efecto anestésico sobre un problema que subyace en el sector exterior (el excesivo incremento de las importaciones) y que amenaza con dos efectos indeseados: el incremento del déficit comercial y la anulación de las ganancias de competitividad logradas durante los años de crisis. Así lo ha advertido el Consejo Económico y Social (CES) en la presentación de un informe sobre la competitividad de la empresa española, en el que alertó sobre el impacto negativo que tendría sobre la economía española un aumento excesivo de las importaciones, tal y como sucedió en la salida de la crisis de 1993.

Cifras en la industria

El 20% de bienes y servicios que utiliza la economía española para producir bienes y servicios viene del exterior. Una cifra que sube al 40% en el caso de la industria, cuando en otros países vecinos como Francia, Alemania o Italia apenas supera el 30%.

En los catorce años siguientes, las compras de bienes al exterior crecieron una media del 11,8% anual, lo que llevó al déficit comercial en 2007 al máximo histórico de 98.952 millones de euros, más del 10% del PIB. La crisis de 2008 a 2014 provocó el efecto inverso: desplome de las importaciones y repunte de las exportaciones, con una reducción del desfase comercial hasta los 15.955,4 de 2013. Un ajuste de 83.000 millones en seis años. Esa tendencia a la baja se quebró en 2014 (24.471,9) y se ha paralizado en el primer trimestre de 2015 por el menor valor de las compras de energía por el desplome del barril de petróleo.

El informe del CES propone medidas a corto plazo y a medio plazo para frenar esa tendencia a importar en los ciclos alcistas. Entre las primeras reclama un plan estatal para promocionar la compra de productos industriales fabricados en España y en las segundas aboga por impulsar la I+D y la formación. “Una mayor innovación contribuiría a la producciones de bienes de alto valor tecnológico y a la reducción de la dependencia de esos productos. La mejora en la calidad de la educación y la formación permitiría responde mejor a las necesidades de las empresas”.

Normas