Aportara unos ingresos de 1.200 millones al año al grupo galo

Jazztel, una compra clave para la vieja France Telecom

Sede de Jazztel.
Sede de Jazztel.

En pocas semanas, Jazztel pasará a manos de Orange. Le va a costar cerca de 10 meses, mucho menos de lo que tardó Vodafone en cerrar la compra de Ono. Y es que Bruselas ha insistido en revisar a fondo la transacción, dado que supondría la desaparición de un gran operador nacional. Pero en Orange tenían claro que necesitaban a Jazztel para reforzar la posición en España, el segundo mercado en términos de aportación de ingresos de la operadora francesa.

De esta forma, Orange va a pagar más de 3.400 millones de euros en efectivo, si es que finalmente acude todo el capital de Jazztel a la opa. De ser así, será la mayor compra del grupo galo en la última década.

Pero, ¿qué va a aportar Jazztel a Orange? De momento, un volumen de negocio anual que ronda los 1.200 millones de euros (es la previsión que tiene la compañía en su plan de negocio), con lo que los ingresos de Orange España superarán los 5.000 millones de euros. La filial, además, pasará a aportar más del 12% de los ingresos del grupo, que encontrará en España nuevas vías para el crecimiento. Y es que Jazztel no ha dejado de registrar crecimientos trimestre tras trimestre (en el último los ingresos subieron un 5%), mientras que los mercados principales del grupo Orange, Francia, Polonia e incluso España, han sido incapaces de elevar los ingresos en el último año, dada la dura competencia que vive el sector en estos países.

Además, Jazztel va a aportar a Orange cerca de 1,58 millones de clientes de banda ancha fija (cifra con la que cerró el último trimestre) y 1,96 millones de líneas móviles. De esta forma, la nueva Orange España tendrá 3,58 millones de clientes de banda ancha fija y 14,73 millones de accesos de telefonía móvil.

Además, Jazztel cuenta con una red de fibra óptica que cubre 3,7 millones de hogares, casi los mismos que tiene Orange en la propia Francia, su mercado principal. En la última presentación de resultados, correspondiente al primer trimestre, los directivos de Jazztel aseguraron que la empresa estaba en línea para alcanzar los cinco millones a final de año.

En este escenario, también Orange ha insistido en numerosas ocasiones que la fibra óptica hasta el hogar es estratégica y clave para sus negocios. En su comunicado de ayer, de hecho, la operadora francesa explicó que planea acelerar significativamente el despliegue de fibra en España en los próximos años. El objetivo es alcanzar los 10 millones de hogares en 2016.

La teleco insistió también en que el acuerdo generará unas sinergias combinadas valoradas en cerca de 1.300 millones de euros, a través de los ahorros en los costes operativos y en la inversión en redes. En este sentido, Orange también deberá afrontar momentos complicados, especialmente cuando afronte ajustes laborales. En la presentación de la operación, en septiembre de 2014, Gervais Pellissier, su entonces consejero delegado adjunto, indicó que los ajustes afectarán a un máximo de 400 trabajadores, dentro de los cerca de 8.500 empleos que tendrá la nueva Orange España.

Normas