Elecciones Municipales y Autonómicas 2015 en la capital

Los partidos se vuelcan en la batalla por Madrid

Aguirre y Cifuentes encaran la recta final como favoritas, pero lejos de la mayoría absoluta

En las municipales, la candidata de Ahora Madrid, Manuela Carmena, obtendría 17 concejales

La confluencia de las calles madrileñas de Alcalá y la Gran Vía.
La confluencia de las calles madrileñas de Alcalá y la Gran Vía.

Madrid será el escenario de una batalla electoral que para los asesores de los partidos resulta un ensayo de lo que podría suceder a finales de año, cuando previsiblemente se celebrarán elecciones generales. El Partido Popular lleva años gobernando con cómodas mayorías absolutas el Ayuntamiento y la Comunidad de Madrid. El actual presidente, Ignacio González y la alcaldesa, Ana Botella, no optan a la reelección. El presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, eligió a Esperanza Aguirre, para encabezar la lista del PP a la alcaldía. Las sonadas desavenencias entre ambos políticos no impidieron que Rajoy eligiera a la candidata que tenía mayor aceptación entre los madrileños. Al menos, eso reflejaban las encuestas internas en marzo, cuando se adoptó la decisión.

Con un discurso liberal y un lenguaje premeditadamente cercano, Aguirre ha centrado su campaña electoral en prometer rebajas fiscales para todos los madrileños y en desvincularse de los casos de corrupción que afectan a colaboradores suyos como Francisco Granados, actualmente en la cárcel. La expresidenta de la Comunidad de Madrid, en sus discursos, defiende que solo hay dos opciones. O votar el liberalismo que encarna su programa o dejar el Gobierno en manos de “comunistas, bolivarianas y socialistas”. La candidata del PP asegura que PSOE, IU y Ahora Madrid (la formación que incluye a Podemos) pactarán tras los comicios del próximo 24 de mayo.

Aguirre defiende que las elecciones en Madrid pueden ser la antesala de las generales. Ante el avance de Ahora Madrid, la candidata del PP fue tajante: “Allá los madrileños si quieren tener a Podemos en la Alcaldía”, señaló. Aguirre asocia a Manuela Carmena, candidata de Ahora Madrid, con Podemos y repite que una victoria de la formación de Pablo Iglesias supondría la última vez que los españoles voten “libremente”.

Las promesas

Rebajas fiscales. La mayoría de partidos promete reducciones de los principales impuestos municipales. PP, PSOE o Ciudadanos se comprometen a rebajar el IBI, el tributo propio que aporta más recursos y que pagan los propietarios de inmuebles. La candidata de Ahora Podemos, Manuela Carmena, se muestra más cauta y su propuesta es bonificar el impuesto para familias con menos recursos.

La última encuesta del CIS, publicada el día 7 de este mes, asignaba a Esperanza Aguirre el 34,5% de los votos y 22 o 23 escaños. Lejos de la mayoría absoluta, que es de 29 concejales, pero a cierta distancia de Ahora Madrid, que sería la segunda fuerza política y cosecharía el 20,8% de las papeletas, obteniendo de esta forma 13 o 14 concejales.

Sin embargo, otras encuestas recientes reflejan un panorama mucho más ajustado. El sondeo de Metroscopia para el País, publicado el pasado domingo, mostró que el desgaste en el PP sería más fuerte de lo reflejado días antes por el CIS. La encuesta otorgaba al PP de Aguirre 19 concejales y el 29,7% de los votos. Seguida muy de cerca por Ahora Madrid, con 17 representantes y el 27,8% de los sufragios. De hecho, teniendo en cuenta el margen de error, se producía un empate técnico entre ambas formaciones.

En tercera posición se quedaría el candidato socialista, Antonio Miguel Carmona, con el 17,2% y 11 concejales. Carmona –que apoyó al exsecretario del PSM, Tomás Gómez, cuando fue destituido de su cargo por el secretario general socialista, Pedro Sánchez– fue designado candidato a la alcaldía sin la necesidad de pasar por primarias. Su rival, el sociólogo Enrique del Olmo, no consiguió los avales suficientes para presentarse ante los militantes del partido madrileño.

La cuarta fuerza más votada en las municipales de la capital sería Ciudadanos, que se presenta por primera vez, y cuya candidata, la abogada Begoña Villacís podría contar con el 16,4% de los votos y 10 escaños. De producirse este escenario, para poder gobernar, el PP necesitaría el apoyo de Ciudadanos. La formación naranja dejó clara su postura: si no gana las elecciones no formará parte del gobierno del Ayuntamiento, aunque legitimará a la fuerza más votada para que pueda negociar y dará luz verde solo a aquellas medidas que se acerquen a su programa.

Del mapa del consistorio madrileño quedarían borradas tanto IU, que tenía el 10,7% del consenso y 6 concejales, como UPyD (7,9% y 5 concejales). Sea cuál sea el resultado, parece innegable que la gran novedad será la irrupción de Ahora Madrid, un partido formado en el entorno de los movimientos sociales y del 15M. En este sentido, el escenario en Madrid es similar –aunque con matices– al de Barcelona, donde la formación liderada por Ada Colau, histórica portavoz de la Plataforma de Afectados por la Hipoteca (PAH) tiene posibilidades de ganar las elecciones.

Normas