Durante 2014 se produjeron 121.873 robos en domicilios

¿Cómo proteger mi vivienda y ahorrar en disgustos?

¿Cómo proteger mi vivienda y ahorrar en disgustos?

Párate, piensa y pregúntate, ¿está mi casa bien protegida? Dedicamos gran parte de nuestro presupuesto al hogar, entre hipoteca o alquiler, suministros, equipamiento, mobiliario y otros gastos el gasto dedicado al hogar se sitúa en torno a los 10.111 euros según los datos del Instituto Nacional de Estadística relativos a la Encuesta de Presupuestos Familiares. Pensamos mucho en la vivienda e invertimos mucho dinero en ella pero quizá no reparamos en la importancia de protegerla y dedicarle también recursos para su protección.

La vivienda es nuestro rincón en el que poder estar cómodos y seguros, pero en España durante el 2014 se han cometido 121.873 robos con fuerza en domicilios según los datos publicados por la Secretaría de Estado de Seguridad del Ministerio del Interior que recoge los datos de todos los cuerpos y fuerzas de seguridad del Estado. Aunque respecto a 2013, esta cantidad de robos ha descendido un 4,4%, podemos poner aún más trabajas a los “cacos” y conseguir disminuir aún más esta cifra. ¿Cómo?

  • Puerta blindada. Es el método de seguridad más utilizado en los hogares españoles. Según un estudio de Sondea para Securitas Direct, el 53,55% de las viviendas, -más de la mitad de viviendas en España- utiliza puertas blindadas para aumentar la seguridad de su vivienda. Están compuestas de dos chapas de acero y la madera completa su estructura, además de contar con bisagras especiales antipalanca y cerraduras con distintos puntos de anclaje –de tres a cinco-. Para una seguridad aún mayor, se puede optar por una puerta acorazada, una inversión mayor en la que tanto la puerta en sí, como el marco y el premarco son de acero y la madera únicamente reviste a modo de decoración. Las llaves de este tipo de puertas son muy difíciles de copiar.
  • Alarmas. Según este mismo estudio, únicamente el 21,19% de las viviendas cuenta con un sistema de alarma. Este método es muy útil pero más costoso ya que requiere de un pago anual a la compañía de alarmas por el servicio prestado. Alertan de un instruso en la vivienda a través de señales acústicas, ópticas o de llamada a la centralita gracias a sensores de movimiento, de apertura de ventanas y puertas, de rotura de cristales. Además las nuevas tecnologías permiten que este sistema se mejore día a día y en el que por ejemplo se pueda realizar un control a través de la web con cámaras.
  • Seguro de hogar. No es obligatorio por ley que las viviendas cuenten con un seguro de hogar –salvo que la hipoteca que caiga sobre ella vaya a ser titulizada-, sin embargo contar con uno es una decisión responsable, basada en cubrir posibles incidencias. No es un elemento de seguridad previa sino de tranquilidad una vez se ha producido la desagradable incidencia. Según Unespa (Asociación Empresarial del Seguro), el 82,6% de los hogares de menos de 25 años están asegurados y de los que tienen más de 25 años de antigüedad son el 72,1% los que están asegurados. Ante un robo, es muy importante tener bien asegurado el contenido de la vivienda además del continente ya que en caso de producirse un robo, el seguro cubrirá el valor de los bienes en función del importe máximo del contenido.

Recomendaciones de la Guardia Civil

El estudio de Securitas Direct afirma que el 68,59% de los encuestados que participaron en el estudio se sienten con menos seguridad frente a los robos hoy que hace dos años. La Guardia Civil a través de su web emite una lista de recomendaciones para la prevención de robos en las viviendas como por ejemplo comprobar siempre que puertas y ventanas están cerradas y utilizando la llave, instalar puerta blindada o incluso si se puede algún dispositivo de alarma, no bajar completamente las persianas, no dormir con las ventanas abiertas si no cuenta con otros elementos de seguridad, anotar los números de serie de los electrodomésticos y demás aparatos de la vivienda, fotografiar las joyas y objetos valiosos, no comentar las ausencias de la vivienda con nadie…

Normas