Oficinas y locales comerciales son los activos favoritos

Madrid entra en el ‘top’ 10 para los inversores del ladrillo

En un año, la capital española ha duplicado el volumen recursos que van al sector inmobiliario

Solo Londres, Tokio, San Francisco, Sidney y Nueva York despiertan más interé

Madrid entra en el ‘top’ 10 para los inversores del ladrillo Ampliar foto

Madrid se sitúa entre las ciudades favoritas del mundo para los inversores inmobiliarios. Concretamente, se cuela en top 10 y alcanza el sexto puesto. Solo Londres, Tokio, San Francisco, Sidney y Nueva York despiertan más interés entre empresas y fondos, según el informe Intenciones globales de los inversores, de la consultora especializada CBRE. Madrid se sitúa por delante de otras grandes ciudades como Los Ángeles o París en los diez primeros puestos. La encuesta se ha realizado a 700 inversores internacionales. El 14% de ellos elige a la urbe española como objetivo de sus próximos movimientos en el ladrillo.

“Este interés por Madrid también es extensible a Barcelona y a otras ciudades españolas”, afirma Mikel Marco-Gardoqui, director de inversión de CBRE. Las cifras de la consultora constatan que las inversiones en activos inmobiliarios han alcanzado los 10.200 millones de euros en España el pasado año, una cifra a la que no se llegaba desde 2007, lo que indica el interés que está despertando la recuperación del ladrillo en el país tras la severa crisis sufrida desde 2008.

Según el estudio, la capital española incrementa en un 98% ese volumen de inversiones recibidas en 2014 respecto al año anterior, el mayor ascenso después del 126% en San Francisco.

Además, Marco-Gardoqui apunta a que esa tendencia está continuando en 2015, ya que si el pasado año se hacían más operaciones con equity (con recursos propios) está empezando a mejorar la financiación bancaria. “Hay una reducción de la percepción de riesgo sobre España”, destaca.

Algunos otros indicadores señalan esa tendencia. La aparición de las Socimi (Sociedades Anónimas Cotizadas de Inversión Inmobiliaria) el pasado año, ha permitido canalizar este interés de fondos extranjeros a través de estos instrumentos cotizados. Los activos de las cuatro mayores de estas entidades ya han superado los 4.200 millones de euros en 12 meses. Una de ellas, Axiare anunció el pasado jueves una ampliación de capital por 394 millones. Se suma a Hispania y Merlin, que en las últimas semanas han optado por ampliar capital para sus futuras inversiones.

El precio de los activos

El mayor interés del inversor foráneo es el precio todavía depreciado de los activos en Madrid. Si en 2007, en zona prime como el Paseo de la Castellana, el valor de las oficinas se situaba entre 12.000 y 13.000 euros por metro cuadrados, en 2013 se había rebajado hasta los 5.000 o 6.000 euros, según los datos de CBRE. Aunque el descenso en el precio paró ese año, según Marco-Gardoqui, y ha comenzado a estabilizarse.

“Madrid solo ha corregido el precio a la baja desde 2008. En otras ciudades como Londres o París cayó hasta 2010, pero después se ha vuelto a recuperar”. Eso provoca que los fondos vean a Madrid como una ciudad con recorrido para conseguir importantes retornos si se recuperan (o se acercan) a los precios anteriores a la crisis. Oficinas y locales comerciales son los activos favoritos, aunque posiblemente ahora ofrezcan una rentabilidad menor que otros de high yield como hospitales, residencias de estudiantes o de ancianos y gasolineras. “Los inversores ven expectativas de crecimiento en estos activos, porque son líquidos (con una gran rotación) para desinvertir”, apunta Marco.

Normas