El inmueble se ha vendido por 30 millones

El edificio de Casa Labra será un centro comercial

Kennedy Wilson y Renta Corporación adquieren el edificio de la taberna donde se fundó el PSOE en 1879.

La taberna Casa Labra, en Madrid.
La taberna Casa Labra, en Madrid.

Un edificio de la histórica Puerta del Sol acaba de cambiar de propietarios y en los próximos meses cambiará de uso. El número 9 de ese plaza cuenta con la muy conocida taberna Casa Labra en su parte trasera. El inmueble cuenta además con una planta baja comercial donde hay locales comerciales y resto está dedicado a uso residencial. Los planes del nuevo comprador pasan por convertirlo en un centro comercial.

El juzgado mercantil número 3 de Barcelona ha adjudicado a Renta Corporación y Kennedy Wilson ese edificio en Puerta del Sol, proveniente de un concurso de acreedores de la inmobiliaria Restaura. Los socios tienen previsto llevar a cabo una rehabilitación integral del edificio con una inversión superior a los 30 millones de euros.

El inmueble de Puerta del Sol 9 es un edificio histórico, catalogado y protegido por el Ayuntamiento de Madrid, “que se encuentra en la mejor zona comercial de la capital española”, señala Renta Corporación en un comunicado. La operación se ha formalizado a través de la joint venture que Renta Corporación y Kennedy Wilson crearon en diciembre del año pasado con el objetivo de invertir en edificios residenciales de Madrid y Barcelona.

El 90% del coste financiero de esta nueva operación lo asume el fondo californiano y el resto lo desembolsa la empresa catalana, que a su vez, se encargará del proceso técnico de la rehabilitación.

De momento, no hay plazos para el cambio de uso del edificio, con viviendas en las plantas superiores, pero fuentes del mercado indican que se convertirá en un centro comercial, en el segmento del lujo, aunque no hoy cerrada una operación con el nuevo inquilino.

Casa Labra, una muy conocida taberna madrileña donde se fundó el PSOE en 1879, cuenta con su local en propiedad, por lo que según fuentes conocedoras de la operación, en principio queda fuera de la rehabilitación.

La alianza de Renta Corporación y Kennedy Wilson inició su andadura con el cierre de una primera operación de compra y transformación de un edificio de oficinas en viviendas de lujo en el barrio de Chamberí de Madrid en 2014. El fondo buitre junto a Värde, además, se hizo en 2013, con la mayoría de la inmobiliaria Aliseda, del Banco Popular.

Normas