Breakingviews

La entrada de Alibaba en EE UU

Alibaba ya manda en China. Enfrentarse al mercado del comercio electrónico de Estados Unidos parece cada vez menos descabellado. El grupo chino insiste en que no pretende ganar fuerza en el terreno de Amazon, pero su creciente lista de inversiones de Estados Unidos, envía un mensaje diferente. Coger experiencia es útil, pero de forma sigilosa, sus operaciones pueden tener una rentabilidad a largo plazo.

Alibaba dice que está centrada en llevar a las marcas extranjeras a su mercado de origen, y no al revés. A medida que los consumidores de China se enriquecen y desarrollan un gusto por los bienes occidentales, la compañía ha estado atrayendo a marcas como Burberry y Gap a su portal de ventas Tmall. China sigue siendo, por mucho, el mercado más importante para Alibaba: los ingresos de comercio electrónico allí crecieron un 39% interanual a más de 10.000 millones de dólares (unos 8.800 millones de euros) en el año finalizado en marzo, el 83% del total.

Sin embargo, la presencia de la compañía en Estados Unidos se está expandiendo discretamente. Desde el que pusiera en marcha un brazo de inversión con sede en Estados Unidos en 2013, Alibaba ha adquirido participaciones en una creciente lista de empresas de comercio electrónico y tecnología.

Se supone que los acuerdos ayudarán a Alibaba a obtener mejores prácticas y experiencia, aseguran personas cercanas a la compañía. Pero el gasto de 200 millones de dólares en Snapchat, como informó Reuters en marzo, parece ser una forma costosa de aprender sobre los usuarios.

Competir con Amazon sería absurdo. La marca de la empresa, su red logística y su control sobre los precios de los bienes que vende se convierten en un poderoso enemigo. Pero Alibaba puede ganar consumidores de otras formas. La entrada de Alibaba en Estados Unidos ya ha comenzado.

Normas