El fondo apuesta por el crecimiento del sector inmobiliario

Neinor lanza una inversión de 1.000 millones en suelo

Neinor Homes cuenta con un plan para comprar suelo por 1.000 millones

La nueva inmobiliaria vasca nace con antiguos activos de Kutxabank

Juan Velayos, consejero delegado de Neinor Homes.
Juan Velayos, consejero delegado de Neinor Homes.

Nace un nueva inmobiliaria con una apuesta muy fuerte por la recuperación del sector inmobiliario en España. La vasca Neinor Homes, propiedad al 100% del fondo estadounidense Lone Star, apuesta este año por invertir 1.000 millones de euros en suelo para construcción de vivienda nueva.

“Este proyecto nace con el objetivo de ser la mayor promotora residencial en España”, cuenta Juan Velayos, nuevo consejero delegado de Neinor Homes. Velayos proviene de la consultora PwC, donde era el socio encargado del sector, y anteriormente fue consejero delegado de Renta Corporación.

Lone Star ha pagado 930 millones de euros a Kutxabank por estos activos, de los que algo más de 600 millones corresponden a vivienda terminada y el resto, alrededor de 300 millones son de terrenos finalistas (con los permisos para construir). “Es suelo sin riesgo”, asegura Velayos.

Junto esos 300 millones, la promotora invertirá este año otros 700 millones en suelo. Para hacer frente a estas compras, el fondo texano ha recapitalizado Neinor con 200 millones adicionales, según revela su consejero delegado. Además, ha obtenido nueva financiación de Kutxabank y Banco Santander, “lo que es un síntoma más de la recuperación de la confianza en el sector inmobiliario español”, aseguran en la compañía.

La primera adquisición de terrenos se cerrará en menos de un mes, cuenta Velayos, por valor de 100 millones de euros, en una operación que prácticamente está concluida.

Confianza en la recuperación

Lone Star funciona como un fondo que renegocia a la baja la compra de deuda o activos depreciados, que pueden dar una alta rentabilidad en el futuro. Sobre si el desembolso de la compañía es demasiado arriesgado en un sector todavía sin levantarse tras la crisis, Velayos lo tiene claro: “Un proyecto de estas características tiene una apuesta clara por el país. Creemos absolutamente en España y en la recuperación. Obviamente vamos a invertir en suelo óptimo. La demanda es ya un hecho en las zonas que promovemos”.

Tras varios meses para cerrar el acuerdo de forma definitiva, ayer mismo se firmó la transacción de 930 millones entre la caja vasca y Lone Star, cuyo hombre fuerte en España es Juan Pepa.

Los activos comprados a Kutxabank se sitúan principalmente en Madrid, Barcelona, País Vasco y Costa del Sol, los mercados que interesan a este fondo americano. En total, son alrededor de 6.000 viviendas. “Ya se comercializan alrededor de 2.000 a 2.500 unidades al año, así que esperamos haber vendido todo el stock en tres años”, afirma Velayos.

La facturación prevista para este año se sitúa en 300 millones de euros, en 2016 ya esperan llegar al punto de break-even y que en 2017 se alcance “el periodo de estabilización”, según Velayos.

La previsión de la compañía es utilizar la caja de estas futuras ventas (sumando la recapitalización de Lone Star y la financiación bancaria) para la compra de suelo y la realización de nuevas promociones, a un ritmo de 2.000 viviendas nuevas al año.

Las viviendas a construir estarán dirigidas a un vivienda libre para clase media y media-alta, en el rango de 2.500 a 3.500 euros por metro cuadrado.

Normas