Mapa de las candidaturas unitarias de la izquierda

¿Cómo se llama la lista de Podemos en mi ciudad?

Barcelona en Común es el espejo donde se miran la mayoría de candidaturas municipales

La falta de acuerdo entre IU, Podemos y Ganemos ha dividido a la izquierda en algunas plazas

¿Cómo se llama la lista de Podemos en mi ciudad?

Las elecciones municipales y autonómicas 2015 se celebran con un nombre emergente: Podemos. Pero bajo ese genérico se enmarcan nombres como Ganemos Albacete, Por Cádiz Sí se Puede, Huelva Participa, Leganemos... El catálogo de listas de confluencia de la izquierda para las elecciones municipales es variado y variopinto, así como el grado real de aglutinamiento. La decisión de Podemos de no utilizar su marca para estos comicios -con el afán de preservarla ante pactos contranatura y advenedizos- ha hecho que los círculos municipales de partido de Pablo Iglesias hayan tenido que abrirse a fórmulas de colaboración con otros partidos (como Equo o Izquierda Unida) o movimientos ciudadanos (como Ganemos). El resultado final ha sido un amalgama de propuestas en las que el votante puede llegar a tener difícil qué papeleta representa la opción política que realmente quiere elegir. En los casos más graves, las disputas entre varios colectivos han llegado a los tribunales. En Alcorcón, el consejo ciudadano de Podemos se ha desmarcado de Ganar Alcorcón.


Cataluña

El espejo en el que se han mirado la mayor parte de iniciativas ha sido Barcelona. Allí, la fuerza del movimiento Ganemos y de su líder Ada Colau ha servido como argamasa para crear un partido instrumental, Barcelona En Común, donde se han integrado a casi todas las fuerzas políticas de izquierdas (Iniciativa per Catalunya Els Verds, Esquerra Unida i Alternativa, Equo, Procés Constituent y Podemos). El propio Pablo Iglesias ha acudido en varias ocasiones a Barcelona a apoyar la candidatura de Colau, a quien las encuestas señalan como la lista más votada, desplazando a CiU.

Otros grandes municipios del cinturón urbano de Barcelona han logrado repetir con éxito la fórmula impulsada por Colau e Iglesias. Así, las listas Guanyem Badalona en Comú, Guanyem Sabadell o Terrassa en Comú han aglutinado a la mayoría de partidos de izquierda (con la excepción de Esquerra Republicana de Catalunya -ERC-, que se presenta siempre con su propia marca).

El distanciamiento de Izquierda Unida atomizará el voto en Madrid y Andalucía


Madrid

El canon de Barcelona se ha intentado replicar en el resto de la geografía española, pero en pocos sitios la izquierda ha conseguido aglutinar a tantos partidos y colectivos como en la Ciudad Condal. En el caso de Madrid, la lista encabezada por Manuela Carmena, Ahora Madrid, es la que apoyan las bases de Podemos en la capital, y cuenta con el respaldo de Ganemos Madrid, Equo y otros colectivos. Sin embargo, la dirección regional de Izquierda Unida se opuso a participar en esta plataforma colaborativa (a costa de provocar un grave enfrentamiento con la dirección federal y un cisma en la federación), por lo que presentará a sus propios candidatos.

Así pues, los votantes madrileños con un perfil más de izquierdas tendrán al menos dos alternativas para elegir a sus alcaldes, lo que ha ocasionado varios conflictos entre las listas de concentración, Izquierda Unida y las bases de Podemos. Así, el partido liderado por Cayo Lara llegó a pedir la impugnación de todas las listas de Ganemos en municipios de la Comunidad de Madrid, lo que afectaba a Ganar Alcorcón, Ganar Fuenlabrada, Leganemos. Finalmente, retiró la impugnación.

Ese juego sucio también funcionó en el sentido inverso, cuando Ahora Madrid divulgó unos carteles electorales en los que apelaba a los "militantes de Izquierda Unida". La Junta Electoral de Zona ordenó retirarlos.


Andalucía

Izquierda Unida también ha optado por presentarse por su cuenta en la mayoría de ciudades andaluzas, lo que ha impedido la formación de listas de concertación de izquierda y va a atomizar este tipo de voto. La plataforma Por Cádiz Sí Se Puede (muy arropada por la líder regional de Podemos, la gaditana Teresa Rodríguez) es la única formación que aparece con claras opciones de convertirse en primera fuerza política.

En Sevilla, en cambio, la izquierda se ha fragmentado aún más. Además de la lista de Izquierda Unida, los hispalenses podrán votar a Participa Sevilla, impulsado por un sector crítico del círculo local de Podemos. Sin embargo, los problemas dentro del colectivo Ganemos Sevilla han impedido que se forme una lista única de concertación, por lo que Equo e Izquierda Unida se presentarán por su cuenta y Ganemos Sevilla Sí se Puede tendrá su propia papeleta, a pesar de ser rechazada por muchos colectivos de izquierda.

En otras capitales andaluzas las listas de unidad de la izquierda serán Vamos Granada, Ganemos Córdoba, Ganemos Almería, Costa del Sol Sí Se Puede (Marbella) o Algeciras Sí Puede.


Galicia

 La Marea Atlántica de La Coruña es otro de los experimentos de suma de fuerzas de izquierdas que ha llegado buen puerto. Esta lista de confluencia cuenta con el apoyo de IU, Anova, EQUO y ha sido respaldada por Ada Colau y Pablo Iglesias. Tan solo los nacionalistas del BNG se han quedado al margen (al igual que ocurre con ERC en Cataluña).

En la mayor ciudad gallega, la Marea de Vigo también ha sabido aglutinar a Esquerda Unida, Os Verdes y la FPG, y movilizar a los militantes de Podemos. La otra gran plataforma de izquierdas con opciones de obtener concejales es Lugo Novo.


País Vasco

La fragmentación política del País Vasco, donde al eje izquierda-derecha se completa con el eje nacionalistas-no nacionalistas, ha tenido su reflejo en la formación de candidaturas de unidad popular. El caso más paradigmático es el de Bilbao, donde la militancia y la dirección local de Podemos se presentan por separado. Udalberri-Bilbao en Común es la lista apoyada por las bases, y donde se integran también Ezker Anitza (IU), Equo y Alternativa Republicana. En cambio, dirigentes del círculo local de Podemos han impulsado la candidatura Ganemos Bilbao

En San Sebastián, la lista unitaria de la izquierda no nacionalista es Iribazi (IU + Equo) y en Vitoria los militantes de Podemos respaldan la candidatura Sumando - Hemen Gaude


Aragón

El tirón de Pablo Echenique, candidato de Ponemos a la elecciones autonómicas de Aragón, ha permitido ahormar listas unitarias en dos de las tres capitales mañas. Zaragoza en Común (donde se integran los militantes de Podemos e Izquierda Unida) ha seguido el patrón de éxito marcado por Ada Colau y, de acuerdo con las últimas encuestas, podría convertirse en la segunda fuerza política de la ciudad, por delante del PSOE. Ganar Teruel también se han convertido en la lista unitaria de la izquierda.

Sin embargo, en Huesca Izquierda Unida presenta su propia candidatura, bajo la marca Cambiar Huesca, y la militancia de Podemos impulsa Huesca Sí Se Puede.


Otras Comunidades Autónomas

Los tiras y aflojas entre Izquierda Unida y Podemos se han repetido en ciudades de todo el país, con soluciones dispares en cada municipio. En la Comunidad Valenciana hay listas de unidad en Alicante (Guanyar Alacant) y Valencia (Valencia en Comú), pero no en Castellón. En Elche, la dirección local de Podemos ha denunciado, sin éxito, la usurpación de la marca Guanyem Elx.

En Badajoz, Izquierda Unida se presenta oficialmente con la coalición Ganemos (IU, Los Verdes y Ganemos). Podemos auspicia la lista Recuperar Badajoz. Más divergencia aún hay en Cáceres. Allí, la dirección regional de IU apoya la coalición Ganemos Cáceres, que incluye a IU, Los Verdes y Ganemos. Sin embargo, IU de Cáceres concurre con una lista que discute a esta y a la que ha llamado Coalición por Cáceres. Podemos apoya la lista Cáceres Eres Tú (CácERES Tú).

En Castilla-La Mancha han salido adelante candidaturas únicas en la mayoría de grandes poblaciones. En Castilla y León, Izquierda Unida y Podemos han confluido en cinco capitales. IU se presentará con su marca en Ávila, Segovia, Soria y Zamora; en Palencia y Salamanca habrá integración en Ganemos. En Valladolid, Burgos y León habrá coaliciones con Equo y con otros colectivos ciudadanos de izquierda para configurar candidaturas de unidad popular.



Normas