Breakingviews

Las obras de arte cotizan al alza

Picasso está otra vez de moda. El artista de Les Femmes d’Alger (Version ‘O’) estableció el lunes en Christie’s un nuevo récord de subasta: 179 millones de dólares en una venta de 706.000.000 dólares con obras impresionistas y contemporáneas. Los resultados sugieren que las ventas de arte –y la expansión cuantitativa de los bancos centrales– están en plena forma. Christie’s también estableció un nuevo récord de subasta para la escultura Pointing Man de Giacometti. La venta estuvo a propósito llena de lotes de calidad, pero aún así la casa de subastas está haciendo que su rival Sotheby tenga un aspecto plomizo– y eso incluso antes de las ventas habituales de Christie’s en las categorías impresionista y contemporánea. Sotheby’s vendió 368 millones de dólares en arte impresionista y moderno la semana pasada. A diferencia del arte contemporáneo, donde Christie ha sido dominante en los últimos tiempos, Sotheby’s había apostado por los impresionistas, pero ahora puede verse algo eclipsado.

Al igual que las acciones y otros bienes, las obras de arte siguen estableciendo nuevos récords. Las políticas de dinero fácil de todo el mundo pueden ser una de las razones. Aunque los rendimientos de los bonos han mostrado últimamente signos de mayor avance, el empuje de la llamada flexibilización cuantitativa continúa. Eso hace que la financiación sea relativamente barata y empuja los precios hacia arriba –de Picasso y Giacometti, así como de las acciones.

En el caso del récord de Picasso, también hay un rendimiento financiera demostrable –al menos históricamente. En noviembre de 1997, el cuadro se vendió en Christie’s por 31.900.000 de dólares. Eso supone un ganancia anual de un 10% en 18 años, lo que ayuda a explicar por qué nuevos récords de precio, para los artistas individuales o en general, serán probables en unos días.

Por Carol Ryan

Normas